Prevén escalada de precios en enero

miércoles, 30 de diciembre de 2009

MÉXICO, D.F., 30 de diciembre (apro).- La Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC) advirtió que a partir del 1 de enero próximo se espera una escalada de precios en alimentos y mayor especulación en productos de la canasta básica, lo que, en su opinión, pulverizará el ingreso y agudizará la pobreza alimentaria en el medio rural.

         Federico Ovalle Vaquera, secretario general de la CIOAC, apuntó que la escalda de precios, que ya inició con el incremento de los combustibles, del kilogramo de tortilla y del litro de leche, evidencia la incapacidad del gobierno federal para resolver los problemas derivados de la crisis financiera mundial.

         “El aumento autorizado a la gasolina por el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero Arroyo, y la imposibilidad del secretario de Economía, Gerardo Ruiz Mateos, para frenar las alzas arbitrarias de precios en alimentos, es una muestra de su incapacidad para resolver los problemas derivados de la crisis”, afirmó Ovalle.

“Dada la profundidad de la crisis alimentaria, la crisis financiera y los impactos de la recesión en las remesas, entre el 2009 y el 2010 se estaría retrocediendo 15 años en el objetivo de eliminar la pobreza alimentaria”, afirmó el dirigente agrario.

Tras hacer un análisis del ingreso y pobreza en el campo durante el periodo 1992-2012, dijo que, de acuerdo con datos del gobierno federal, se puede observar que a principios de los 90, la pobreza alimentaria alcanzaba al 34% de la población rural y ésta aumentó con la crisis de 1995. Sin embargo, empezó a disminuir a partir de 1998 y hasta el 2006.

“A partir de ahí, nuestros cálculos indican que a partir del 2006 y hasta el año 2010, se registrará un retroceso de 15 años en la materia”, subrayó el líder agrario.

De ahí que, afirmó, la pobreza no podrá reducirse de manera sustantiva en el mediano y largo plazos.

         El dirigente de la CIOAC señaló que en el caso del medio rural, más del 31% de los trabajadores no reciben ingresos, en tanto que otro 29% no obtiene un ingreso ni siquiera de un salario mínimo.

Lo anterior, quiere decir que 60% de la población del campo, estimada en más de 30 millones de habitantes, está en pobreza, por ello “consideramos que los porcentajes de pobres alimentarios, de capacidades y patrimoniales son más altos de los que reconoce la autoridad”.

         Por tal motivo, añadió, es urgente bloquear a la especulación y adoptar medidas gubernamentales que generen movilidad económica en el país e incremento en el poder adquisitivo de la sociedad en general.

Comentarios