En el último trimestre, 270 mil desempleados: Lozano

lunes, 9 de febrero de 2009
MÉXICO, D F, 9 de febrero (apro)- El secretario de Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón, atribuyó a la legislación en materia laboral vigente la falta de empleos, el escaso desarrollo en el país, el incremento en la economía informal y la emigración que priva en el país, por lo que urgió a los legisladores federales a promover cuanto antes una profunda reforma laboral         En respuesta, el coordinador de la fracción del PRI en la Cámara de Diputados, Emilio Gamboa Patrón, le advirtió que no existen condiciones políticas ni acuerdos entre los sectores de la producción --sindicatos y empresarios--, para realizar una reforma laboral "Las condiciones en época de crisis son difíciles", dijo
         A su vez, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, César Duarte, calificó de cómoda la posición del secretario del Trabajo Además, le dijo que si la solución para enfrentar la crisis fuera una nueva reforma laboral, ésta ya se habría hecho
         Al participar en el foro "México ante la crisis, ¿qué hacer para crecer?" organizado por el Poder Legislativo, el Secretario del Trabajo dijo que,  el sector más golpeado por el desempleo es el de los jóvenes y que en México laboran cerca de tres millones 600 mil menores de 5 a 17 años de edad En tanto, el coordinador de la fracción del PRI en la cámara de Diputados, Emilio Gamboa Patrón, reveló que según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social se han perdido 270 mil empleos en el último trimestre
         El funcionario federal Lozano Alarcón enlistó luego una serie de indicadores que revelan la mala situación económica y laboral que enfrenta México; "en el índice general de competitividad ocupamos el 60 lugar de 160 países; en flexibilidad laboral, el 99 y en el rubro de eficiencia en el mercado laboral, el 110"
Según el funcionario federal, la situación en México podría ser distinta de reformarse Ley Federal del Trabajo porque en las condiciones en que se encuentra actualmente, dijo, sólo está frenando el crecimiento laboral y, en consecuencia, el desarrollo del país
         Apuntaló sus argumentos al comentar que la Ley Federal del Trabajo vigente data de 1970 y que buena parte de su contenido fue diseñado en 1931
Abonó:
"La Ley Federal del Trabajo es una pieza legislativa que inhibe la generación del empleo formal en el actual y futuro entorno competitivo mundial y, paradójicamente, en su obsolescencia termina por arrojar a miles hacia la economía informal o la emigración
         "Es una ley de marcada vocación social, pero sin orientación clara y explícita hacia la productividad y competitividad Esta llena de buenos propósitos pero sin instrumentos certeros y adecuados para llevarlos a la práctica"
         Y remató:
"Se trata de una Ley que impone deberes, pero no sanciones efectivas Es un instrumento que si bien privilegia la estabilidad en el empleo, restringe el acceso al trabajo formal Cobija la opacidad y genera incentivos perversos par prolongar indebidamente los juicios laborales"
         A pesar de todas las críticas a Ley Federal del Trabajo vigente, el secretario aclaró que el Ejecutivo federal no enviará al Congreso una propuesta laboral Recordó que ya existen en el Congreso 264 iniciativas que se han presentando en los 11 últimos años
         En respuesta, el presidente de la Mesa Directiva criticó la postura asumida por Lozano Alarcón Dijo: "partió por el rumbo más cómodo al venir a reconocer que hay un número de iniciativas pendientes, como si éstas, por sí solas, fueran la solución"
         A su vez, el coordinador de los priistas en la Cámara de Diputados, Emilio Gamboa, anticipó que en la actual Legislatura no habrá reforma laboral
Explicó:
         "Las condiciones, en época de crisis, son difíciles Es un tema que genera crispación (la reforma laboral) Lo que tenemos que hacer es darle solución y alternativas rápidas de acción a la crisis y no abrir un frente nuevo El país requiere de una reforma laboral, sí, pero consensuada con los actores de producción, que son los empresarios y los sindicatos, y que el gobierno sea el árbitro Pero no he escuchado ni a los sindicatos ni a los empresarios plantear una reforma laboral, como prioridad fundamental, para salir de la crisis"
         Antes de concluir, Gamboa Patrón le recordó al titular del Trabajo que lo que esta deteniendo el desarrollo del país no es la legislación en materia laboral, sino que "no tengamos un programa mucho más agresivo para hacerle frente a la crisis y a la embestida internacional que estamos teniendo"
No es, dijo, a través de una reforma laboral como le podemos dar solución a la crisis que estamos padeciendo los mexicanos"
         Y le envió un mensaje: "que primero venga y sepa lo que es el Congreso Es muy fácil hablar como representante del Ejecutivo y muy distinto vivir lo que es el Legislativo"

Comentarios