La economía se enfila al precipicio

miércoles, 29 de abril de 2009
MÉXICO, D F, 29 de abril (apro)- Aun sin considerar los efectos de la emergencia sanitaria que vive el país, la economía nacional se enfila al precipicio: en el primer trimestre de este año, el Producto Interno Bruto se habrá desplomado entre -7% y -8% anual, y en todo 2009 la caída será de entre -38% y -48%, estimó hoy el Banco de México
         Al dar a conocer el informe sobre el comportamiento de la inflación en los primeros tres meses del año, Guillermo Ortiz Martínez, gobernador del Banco de México, advirtió que si se prolonga la emergencia sanitaria por la influenza, la caída de la economía "será más pronunciada"
         El pronóstico del Banco de México resultó más pesimista que los del Fondo Monetario Internacional y la Secretaría de Hacienda
La semana pasada, el organismo internacional dijo que la economía mexicana caería -37% Hacienda, por su parte, al entregar al Congreso sus previsiones sobre el paquete económico para 2010, consideró que la economía caería este año -28%
         De hecho, entre el último pronóstico del Banco de México y el que hizo este miércoles, el cambio de expectativas es dramático
En enero, Banxico consideraba que este año la economía caería entre -08% y -18% Tres puntos porcentuales separan los pronósticos más pesimistas del instituto: del -18%  de enero al -48% actual
         Y no sólo eso En enero, el banco central estimaba una pérdida de empleos de hasta 340 mil puestos de trabajo en todo 2009 Ahora pronostica una disminución, en el año, de entre 350 mil y 450 mil empleos formales, es decir, de asegurados en el IMSS
         En materia de inflación las cosas tampoco pintan bien, al grado de que el Banco modificó a la alza sus pronósticos En enero pasado estimó que a partir del primer trimestre la inflación retomaría "una trayectoria descendente", de tal suerte que al final del año la tasa de inflación se ubicaría por debajo de 4%
         No obstante, hoy reconoció que la inflación va cediendo de una manera más lenta a la esperada, que la reciente depreciación del peso tuvo un efecto alcista en los costos de operación de las empresas y se prolongará por más tiempo, y que no se pueden descartar presiones al alza en los precios de las materias primas alimenticias
         Así, entonces, el nuevo pronóstico de inflación es --contra el previo de 4% anual--  de entre 4% y 45% al finalizar el año
         Otro de los efectos negativos de la crisis es la continua disminución de las remesas que envían los mexicanos que trabajan fuera del país, en Estados Unidos particularmente
En el primer trimestre las remesas totalizaron 5 mil 476 millones de dólares, que significan una reducción de 49% anual respecto del primer trimestre de 2008
 

Comentarios