2009, un año perdido en materia económica: Aspe

miércoles, 27 de mayo de 2009
MÉXICO, D F, 27 de mayo (apro)-  El exsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Pedro Aspe Armella, advirtió este miércoles que el 2009 será un año perdido en materia económica, pero, además, la recuperación que se dé, en 2010 o hasta 2011, será lenta y frágil
         Durante su participación en el Simposium 2009 del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), el titular de la SHCP en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) argumentó que la fragilidad de la recuperación económica será evidente, pues "cualquier choque, por pequeño que sea, la va a desvirtuar"
         Por ejemplo, dijo, un choque petrolero positivo o negativo va a ocasionar que la economía crezca 1% o 2%, o bien que se contraiga en esa misma proporción
         El también presidente de Protego ?firma financiera que, entre otras cosas, ha reestructurado deudas de gobiernos estatales, como las del Distrito Federal y el Estado de México? señaló que estamos frente a la puerta de una época de expectativas disminuidas, tanto de personas como de mercados, que podría extenderse de tres a cuatro años
         En su análisis sobre el origen de la crisis económica internacional, Aspe dijo que fue la política monetaria "errónea" de Alan Greenspan, en Estados Unidos, la causante del desastre financiero mundial
         Añadió que la crisis no se originó en el mercado inmobiliario de Estados Unidos ?las hipotecas subprime, otorgadas a clientela sin capacidad de pago?, sino en el conjunto de consumidores estadounidenses, que se dejaron llevar por lo atractivo de comprar a crédito diversos bienes, con tasas de interés real menores a 0%
         Esa política monetaria fue puesta en marcha, explicó, después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, con el fin de reactivar el consumo e impedir la desaceleración económica
         La medida funcionó quizás en el primer año, dijo, pero el error fue que se mantuvo durante cinco años Entonces, el gobierno estadounidense reaccionó tarde, pues cuando decidió subir nuevamente las tasas de interés, el mercado ya estaba endeudado y el valor de las casas y en general los inmuebles se fueron para abajo
         Y cuando las casas de los estadounidenses ya valían menos y también estaban devaluados sus fondos de retiro (pensiones), los consumidores se pusieron nerviosos y empezaron a recortar sus gastos en bienes como autos, casas y enseres mayores
         Otro error del gobierno norteamericano, agregó Aspe, fue no haber rescatado al banco de inversión Lehman Brothers, hecho que generó el pánico y la incertidumbre en los mercados financieros y bursátiles, que generalizó la crisis
         Así mismo, señaló que el déficit público de entre 12% y 14% del PIB que se espera en Estados Unidos hará que la recuperación sea lenta en ese país y, por lo tanto, en México, cuya economía depende en más de 80% de la de EU
         Ante ello, el extitular de Hacienda recomendó: "Más vale que empecemos a apretarnos el cinturón, a ponerle agujeros adicionales (al cinturón)"

Comentarios