Quiebra en GM no repercutirá en México: Ejecutivos

lunes, 1 de junio de 2009
MÉXICO, D F, 1 de junio (apro)- Ninguna de las cuatro plantas de General Motors en México se verá afectada por la declaratoria de bancarrota en Estados Unidos, aclaró hoy Ernesto Hernández, director de comercialización de la firma estadunidense
         General Motors decidió acogerse al artículo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos para iniciar un proceso de reestructura bajo la supervisión de las cortes estadunidenses Dicho proceso iniciará en un plazo de entre 60 y 90 días
         Al hacer el anuncio desde Nueva York, Fritz Hernderson, presidente ejecutivo de General Motors, aclaró que la decisión no afectará ninguna planta que la firma posee en otras partes del mundo Y aseguró que México y Brasil están dentro del "portafolios de negocios" de la nueva firma que surgirá después de la reestructuración
"México está dentro de los planes de la nueva GM, al igual que Brasil", dijo el ejecutivo en conferencia de prensa
Henderson reiteró que General Motors "se quedará con lo mejor que tiene de sus actuales operaciones"
Mientras tanto, en México, el director de comercialización de la firma estadunidense, Ernesto Hernández, aseguró que ninguna planta mexicana será cerrada
General Motors tiene plantas en Ramos Arizpe, Coahuila; Silao, Guanajuato; San Luis Potosí, San Luis Potosí, y Toluca, Estado de México
Hernández explicó que la declaración de bancarrota sólo las operaciones de Estados Unidos con base en el plan de viabilidad que se entregó en abril "En lo que toca a México no se cerrará ninguna planta", mucho menos de agencias distribuidoras, insistió
El ejecutivo mexicano explicó que la declaratoria de quiebra es un recurso legal que utilizan las empresas para reorganizarse y eso es lo que está haciendo General Motors en Estados Unidos
Más tarde, en un comunicado, General Motors confirmó que "todas las operaciones de negocio continúan sin interrupción en las regiones de Europa, Latinoamérica, África, Medio Oriente y Asia Pacífico"
Aseguró que "las operaciones de GM fuera de Estados Unidos no están incluidas en la petición de bancarrota ante la Corte"
La oficina de prensa de la filial mexicana aseguró también que durante el proceso de reestructura los "proveedores esenciales recibirán sus pagos de manera normal"
Así mismo, subrayó que todos los empleados recibirán su remuneración de manera normal

Comentarios