OCDE "entierra" el secreto bancario; Carstens va contra la evasión fiscal

martes, 1 de septiembre de 2009
MÉXICO, DF, 1 de septiembre (apro) - Luego del acuerdo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) de acabar con el secreto bancario en sus países miembros, el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, avaló dicha decisión pero pidió ir más allá y abordar su relación con la evasión de impuestos
         Al participar en la sesión inaugural del Foro global sobre transparencia e intercambio de información de laOCDE, Carstens sugirió ?ante representantes de 62 países, que se congregaron en un hotel del Centro Histórico-- que, además del secreto bancario, hay que abordar "otras áreas relacionadas, igualmente importantes, que tienen impacto decisivo en las conductas tributarias"
         Por ejemplo, dijo, "es el caso del reparto de dividendos corporativos, un tema que no sólo se asocia con pérdidas en la recaudación neta de impuestos sino que, en algunas ocasiones, con el flujo ilícito de capitales o lavado de dinero o con los sobornos, así como con otras prácticas de opacidad financiera que se registran en algunas industrias extractivas de los países en desarrollo"
         Antes, el secretario de Hacienda destacó la importancia de combatir de frente la evasión fiscal Ésta, dijo, "impide una justa distribución de la carga tributaria e incrementa los costos de la recaudación"; también "priva a los gobiernos de los recursos indispensables para el cuidado de la salud pública, la educación y la construcción de infraestructura, al tiempo que obliga a los contribuyentes honestos ?generalmente cautivos--  a pagar una factura más alta"
         No sólo eso, señaló el secretario: "La evasión conspira contra la aplicación de políticas fiscales de redistribución del ingreso al reducir los recursos disponibles para luchar contra la pobreza, enfrentar choques externos o proteger el medio ambiente"
         Más aún, apuntó, la evasión tiene peores efectos en los países en desarrollo, pues "debilita la estructura tributaria y propicia, eventualmente, la irresponsabilidad fiscal del gobierno, sea por un sobreendeudamiento público o a través de una dependencia excesiva e indeseable de la ayuda externa"
         Una vez que Carstens terminó el discurso inaugural del foro internacional ?que concluye este miércoles--, José Ángel Gurría Treviño, secretario general de la OCDE y exsecretario de Hacienda mexicano ?ocupó la cartera en el gobierno de Ernesto Zedillo-- dimensionó el acuerdo alcanzado por el organismo:
         "Desaparece lo que conocemos hoy como secreto bancario, en el sentido de usar la confidencialidad bancaria para evadir impuestos", y explicó el alcance: un país que encuentre que algún sujeto, físico o moral, está evadiendo impuestos en otro territorio, puede solicitar, a través de un nuevo proceso, que se dé información fiscal, en lugar de comenzar el proceso de investigación legal por fraude que se requería anteriormente
         Dijo Gurría que, "durante décadas, algunos contribuyentes han escondido ingresos y activos cuantiosos de las autoridades tributarias, abusando del secreto bancario u otros impedimentos al intercambio de información
         "Esto se acabó", dijo Y agregó: "El margen de tolerancia para la evasión fiscal se ha reducido a cero", pues, "en el contexto de la crisis económica y financiera, los gobiernos requieren mayores ingresos tributarios y los ciudadanos necesitan la seguridad de que la carga fiscal está distribuida de manera justa"

Comentarios