Debilidad externa, falta de reformas e inseguridad, frenos a la economía: Analistas

viernes, 1 de octubre de 2010

MÉXICO, DF, 1 de octubre (apro).- Pese a que prevén una desaceleración de la economía estadunidense –crecimiento de 2.7% en 2010 y 2.5% en 2011--, la mayoría de los analistas que cada mes consulta el Banco de México (Banxico) mantiene al alza sus expectativas sobre el desempeño de la economía mexicana.
    En la encuesta que la institución realizó en septiembre a 32 grupos de análisis del sector privado –nacionales y extranjeros--, éstos sostienen que la economía nacional crecerá este año 4.6%, una décima por arriba del pronóstico del gobierno federal.
    Y mientras que la Secretaría de Hacienda estima que el producto interno bruto (PIB) podría registrar una expansión de 3.8% en 2011, los especialistas consideran que lo hará en 3.5%, abajo inclusive de su estimación del mes de agosto, que fue de 3.58%.
    En materia de inflación, empero, son más optimistas para el año en curso. Mientras el gobierno cree que la inflación cerrará este año en 5% y en 3% el próximo, los analistas pronostican 4.33 para 2010 y 3.84% en 2011.
    Según la encuesta de Banxico, los especialistas aumentaron marginalmente sus expectativas en cuanto al consumo del sector privado para este año, que tendría un incremento de 3.8%, muy similar al 3.7% que ellos mismos pronosticaron el mes pasado.
Sin embargo, son pesimistas en materia de inversión del sector privado, para la cual estiman que, este año, registrará un aumento de sólo 3.5%, un punto porcentual menos del aumento de 4.5% que estimaron en agosto, para todo este año.
    Y ello indica la poca disposición y las dificultades del empresariado nacional para incrementar su producción.
    En resumen, si bien los pronósticos de los especialistas en la mayoría de los agregados macroeconómicos son optimistas para este año –algunos marginalmente--, para el 2011 prevén mayores dificultades en el desempeño de la economía nacional.
    Y ello tiene que ver con los principales factores que a su juicio –y sobre ello les pregunta el Banco de México en la encuesta mensual-- son los que podrían limitar el ritmo de crecimiento de la economía en los próximos meses.
    Los tres factores de mayor peso, según ellos, son la debilidad de los mercados externos y de la economía internacional; la falta de avances en las medidas pendientes de cambio estructural en el país (reformas fiscal, laboral, de competencia, política), y la inseguridad pública. En ese orden.

Comentarios