Gurría urge a reformar el marco laboral; es "obsoleto", sostiene

martes, 19 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 19 de octubre (apro).- La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) urgió a México a reformar el marco laboral, ya que, a su juicio, es “obsoleto” y no permite la competitividad ni el crecimiento, además de que no genera empleos de calidad.
    En el marco de la inauguración del “Encuentro en México: Construyendo futuros 2010”, José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE advirtió que si  no se realizan reformas como la fiscal, la educativa y de competencia, el país estará condenado a un “estancamiento estabilizador”.
    “No podemos competir ni pasar a una economía de conocimiento con una ley laboral diseñada hace varias décadas. Nos urge una reforma laboral de amplio alcance”, alertó el funcionario.
El encuentro se realizó en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, al que asistieron el rector de la UNAM, José Narro; el secretario general de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Rafael López Castañares; el presidente de la Sociedad Mundial del Futuro capítulo Mexicano, Julio A. Millán; y el presidente de Grupo Televisa Emilio Azcárraga Jean.
“Para incrementar la competitividad y productividad necesitamos también mejorar la competencia en sectores estratégicos como las telecomunicaciones, transportes y energía. La competencia debe aumentar. Cuando no hay competencia no hay innovación”, enfatizó Gurría.
“¿Con quién queremos competir sin inversión en investigación y desarrollo?, ¿A quién nos queremos parecer sin los avances que el país requiere?, ¿qué esperamos para realizar reformas?”, insistió Gurría.
En cuanto a la falta de competencia, el secretario general de la OCDE señaló que ésta no incentiva las inversiones y se traduce en un impuesto invisible apara el consumidor que  gasta 40% más de lo que gastaría en mercados donde existen menos monopolios.
José Ángel Gurría coincidió con el rector José Narro en que el crecimiento del México es lento y desfavorece a los jóvenes. Dijo que en el país cerca de la mitad de los jóvenes mexicanos entre los 15 y 19 años ni estudia, ni trabaja (ninis).
“No podemos pretender que no pasa nada, la crisis ha sido dramática. Hoy estamos sufriendo consecuencias. La crisis sigue, pasó de ser financiera a una parálisis económica, una tragedia de desempleo y dentro de esta tragedia están los jóvenes”, señaló Gurría.
El secretario general de la OCDE sugirió invertir en investigación y desarrollo, ya que en este ramo representa sólo el 0.4% del Producto Interno Bruto (PIB). En contraste, los países miembros de la organización tienen un promedio de inversión de 2%. Mientras naciones como Corea y Suecia ya alcanzan entre el 3 y el 4% del PIB.
También urgió a una reforma en el sistema fiscal porque, dijo, es débil, ineficiente, con recaudaciones más bajas de los países de la OCDE. La semana pasada, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), manifestó la necesidad de crear un nuevo marco fiscal.
“El petróleo provee aproximadamente 40% de los ingresos fiscales. Eso es sumamente preocupante, porque Pemex ya nos dijo que se está acabando el petróleo. Ya no hay de otra. Se acaba la fuente de ingresos”, precisó José Ángel Gurría.
El secretario general de la OCDE contrastó las carencias de México: En competitividad que es la base de la productividad, hoy nos rebasa Chile, Corea, Panamá y Vietnam; en productividad laboral, nos supera Israel, Polonia y República Checa. En investigación y desarrollo, Brasil, China, India Sudáfrica y Turquía son mejores.
Aunque reconoció que el país se recupera de la pasada crisis, Gurría concluyó que “la estabilidad macroeconómica es sólo el principio, no podemos quedarnos ahí. Más de lo mismo ya es suficiente en un mundo que cambia constantemente. México requiere de un esfuerzo extraordinario”.

Comentarios