Optimismo desbordado de Hacienda; pronostica crecimiento de 4.8%

miércoles, 20 de octubre de 2010

MEXICO, D.F., 20 de octubre (apro).- Toda vez que las cifras macroeconómicas revelan que “México se recupera activamente de la crisis global”, inclusive de “manera más vigorosa que lo previsto”, este miércoles la Secretaría de Hacienda revisó al alza su estimación de crecimiento económico, para este año,  a 4.8% desde el 4.5% que había pronosticado el pasado 8 de septiembre.
    En apenas un mes y dos semanas, mientras los países industrializados se debaten en la incertidumbre –problemas de deuda en la zona euro; magra recuperación en Estados Unidos y otros--, México, según el gobierno federal, está otra vez a las puertas de la gloria.
    En un comunicado que empezó a difundir después de las 8 de la noche –una hora después de que el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, dio una conferencia de prensa para anunciar un nuevo “máximo histórico” de empleos nuevos y comentar los nuevos datos de la Ley de Ingresos aprobada por la Cámara de Diputados en la madrugada--, la dependencia detalló las razones para elevar su pronóstico de crecimiento económico para 2010.
    Todo va, según la dependencia, viento en popa: en agosto, las exportaciones no petroleras aumentaron 39.1% y la producción industrial se incrementó 8.1%, ambas cifras muy superiores a las estimadas por los analistas, dice.
    También, que en el segundo trimestre de este año la demanda y la oferta agregadas aumentaron 12.8%, seis décimas más que lo pronosticado por los expertos del sector privado. Además, el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE), que indica el rumbo que va tomando la economía en general, se ubicó en julio en 5.1%, ligeramente arriba de los pronósticos del mercado.
    Y, por el lado interno, también las cosas van bien, según Hacienda: las ventas en tiendas de autoservicios aumentaron 5.5% en agosto; en general, las ventas al menudeo crecieron 4.4% en ese mismo mes; el Índice de Confianza del Consumidor creció 11.9% en septiembre (muy arriba del 8.7% previsto por los analistas), y se han creado, de enero a la primera quincena de octubre 780 mil nuevos empleos nuevos, formales.
    Con toda esa información, “que indica que las noticias favorables han sido generalizadas” –dice el comunicado--, Hacienda sustenta su revisión al alza, a 4.8%, del crecimiento económico para este año.
    En la conferencia de prensa, en las oficinas de Hacienda en Palacio Nacional, Cordero abonó el optimismo:
“Nuestras tasas de interés se encuentran en mínimos históricos; el tipo de cambio, estable; el mercado de valores continúa creciendo; las reservas están al máximo; la producción industrial presenta incrementos notables; la inversión privada se recupera, y las exportaciones y el consumo interno van en aumento”.
Por si fuera poco, “el Fondo Monetario Internacional considera que nuestra recuperación económica es más vigorosa que lo previsto para este año”, dijo.
Y no sólo eso, sino que “los mercados internacionales e instituciones de banca de desarrollo, siguen confiando en la política económica instrumentada por la actual administración. Prueba de ello es que el gobierno federal colocó hoy, de manera exitosa en el mercado japonés, un bono Samurai por  150 mil millones de yenes, equivalente aproximado a mil 800 millones de dólares”.
Tanta confianza hay en el país que –informó Cordero--  esa operación con el bono samurai, “tuvo una demanda de dos veces el monto emitido y la participación principal fue de inversionistas institucionales japoneses”.
En suma, todo está tan bien para el gobierno, que pedir más sería pecado.

Comentarios