Mantiene Pemex su habitual situación de quiebra técnica

jueves, 28 de octubre de 2010

MEXICO, D.F., 28 de octubre (apro).- Petróleos Mexicanos volvió a su habitual situación de quiebra técnica. Al reportar a la Bolsa Mexicana de Valores sus resultados financieros al tercer trimestre de 2010, dio cuenta de que sus pasivos son mayores a sus activos por 88 mil 547 millones 503 mil pesos.
    De acuerdo con su información reportada a la bolsa, entre el 1 de enero y el 30 de septiembre, el valor de los activos de Pemex sumó 1 billón 387 mil 850 millones 241 mil pesos, mientras que sus pasivos ascendieron a 1 billón 476 mil 397 millones 744 mil pesos.
    Es decir, las deudas de la paraestatal son superiores en un 6.4% al valor total de la propia empresa.
    No sólo eso, sino que un año antes, al tercer trimestre de 2009, Pemex tenía un valor mayor que el actual: sus activos totales –circulante, de largo plazo, inmuebles, planta, equipo, intangibles y otros--  valían 1 billón 390 mil 585 millones 456 mil pesos; es decir, 2 mil  735 millones 215 mil pesos más que ahora.
    No obstante, el menor valor de los activos de Pemex, una mayor plataforma de producción y, sobre todo, un mejor precio internacional del crudo de exportación, hicieron posible que el valor de las ventas totales fueran muy superiores en este año, al tercer trimestre, que el año pasado, el de la peor crisis económica internacional.
    Las ventas netas de  la paraestatal al 30 de septiembre de 2010 importaron 936 mil 016 millones 886 mil pesos, superiores en 20% a las de igual periodo del año anterior.
    Sin embargo, al restarle impuestos, costos de ventas y gastos de operación, resulta lo de siempre: que Pemex, con todo y que es una empresa extraordinariamente rentable, siempre resulta con pérdidas.
    En el periodo enero-septiembre, la pérdida neta de la paraestatal fue de 21 mil 420 millones 187 mil pesos. Eso sí: éstas pérdidas fueron menores en poco más de 8 mil 100 millones de pesos (un 27% menos) que las de igual periodo de 2009.
    Es la historia de siempre: una empresa que por ventas netas obtiene casi un billón de pesos, paga de impuestos casi la mitad de eso y otra parte igual es su costo de ventas, y al final reporta pérdidas.

Comentarios