Descalifica Slim medidas anticrisis de EU

viernes, 29 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 29 de octubre (apro).- El magnate Carlos Slim criticó hoy las medidas monetarias y fiscales adoptadas por Estados Unidos para resolver sus problemas derivados de crisis económica, por considerar que son “medicinas artificiales”.

En el exclusivo hotel Waldorf Astoria de Nueva York, el hombre más rico del mundo, según la revista Forbes, dijo que ni las “medidas monetarias y fiscales más agresivas” serán suficientes para paliar los problemas de la economía estadunidense.

El próximo miércoles, la Reserva Federal de Estados Unidos dará a conocer una serie de medidas para “estimular” la economía, entre ellas, la compra de “cientos de miles de millones de dólares”.

“El problema es que Estados Unidos no está resolviendo sus problemas y está entrando en una etapa en la que usar las medidas monetarias y fiscales más agresivas posibles no son suficientes", insistió el empresario.

Salim Helú, presidente de Grupo Carso y propietario de Teléfonos de México, aseguró en el Foro Global de la Universidad George Washington que esas son "medicinas artificiales y temporales que no resolverán los problemas” de aquel país.

Slim destacó que la situación en la que se encuentra Estados Unidos se extiende también a Europa, donde, criticó, "el Estado intenta ofrecer una seguridad social universal a la sociedad que le está llevando a la bancarrota"

Sugirió “vender activos y dejar las inversiones al sector privado, que es más competitivo y flexible” para que los gobiernos superen sus problemas de déficit.

El hombre más rico del mundo dijo que su gran reto como mexicano es lograr un cambio en el país y “hacer todo lo posible para conseguirlo”. Ese cambio, agregó, radica en la construcción de infraestructura y el desarrollo de las telecomunicaciones y no en obras de caridad.

Al respecto, dijo que la intención de los multimillonarios Hill Gates y Steve Jobs de donar la mitad de sus fortunas para obras de caridad es una idea interesante que tiene buenas intenciones, pero, subrayó, “no va a resolver ningún problema”.

El magnate también habló sobre las recientes reformas aprobadas en Francia para aumentar de 60 a 62 años la edad de jubilación. Dijo que en un país cuya edad promedio de vida es de 85 años, lo ideal sería a los 70 y 60.        

Comentarios