Más préstamos al gobierno que a la IP: CNBV

martes, 5 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F. 5 de octubre (apro).- Los intermediarios financieros –bancos, fondos de inversión, sociedades de inversión especializada en fondos para el retiro (Siefores), entre otros-- siguen optando por el camino fácil: canalizar fondos al sector público –gobierno, estados, municipios, entidades paraestatales-- antes que arriesgarse a prestar al sector privado para proyectos productivos, denunció hoy Guillermo Babatz, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).
“Resulta más sencillo financiar al sector público que al privado; es más fácil invertir en valores gubernamentales, darle crédito a estados y municipios, a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad, que analizar proyectos del sector privado que sean exitosos”, enfatizó el funcionario.
    En conferencia de prensa para presentar el estudio “El Ahorro Financiero y su Intermediación en México (2000-2010)”, Babatz señaló que en los últimos 10 años, el ahorro financiero creció cuatro veces a tasas más altas que el Producto Interno Bruto (PIB).
    Sin embargo, dijo que aun cuando se ha estado “redireccionando” el financiamiento hacia el sector privado, sigue siendo el sector público el principal destino de los recursos que captan los intermediarios financieros.
El financiamiento al sector público es equivalente a 41% del PIB, mientras que el del sector privado representa sólo el 30%.
    De acuerdo con lo anterior, México es una de las economías donde el crédito interno al sector privado es más bajo. Según los datos del Banco Mundial, que retoma otro estudio de la CNBV –“Reporte de Inclusión Financiera” a junio de 2010--, el crédito a empresas era de 22% del PIB en 2008, mientras en países de América Latina como Colombia, Brasil y Chile, este porcentaje alcanzó tasas de 34%, 56% y 98% del PIB, respectivamente.
    No obstante, hay países en los que el financiamiento al sector privado rebasa el valor monetario de su producción total (PIB). Por ejemplo, en España es del 201% del PIB; en Sudáfrica, de 145%; en Corea del Sur, de 109%; y en China, de 108%.
    El presidente de la CNBV dijo que el sistema financiero tiene un gran reto para redireccionar el crédito al sector privado, pero también, aclaró, este sector debe poner enfrente proyectos atractivos para que sean financiados por el sistema financiero formal.
    Por otra parte, con datos del Banco Mundial, la CNBV apunta que México ocupa el lugar 16 en cuanto al número de empresas que tienen al menos una línea de crédito o préstamo de alguna institución financiera: apenas 11% del total de empresas del país está en esa condición.
En tanto, países incluso menos desarrollados tienen un porcentaje mayor. Es el caso de Kenia, que tiene 25% de sus empresas con financiamiento; Colombia, 52%; Brasil, 65%, Perú, 70%; y Tailandia, 73%.
Babatz insistió en que la mayor parte del financiamiento es para el sector público debido a la seguridad de pago que representa éste para los intermediarios financieros, a pesar de que los retornos son más bajos.