Especialistas de la UNAM pronostican "crecimiento mediocre" en 2011

jueves, 7 de octubre de 2010

MÉXICO, DF, 7 de octubre (apro).- El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2011 propuesto por el gobierno de Felipe Calderón, exhibe tendencias recesivas y es de carácter procíclico, debido a que no impulsa el mercado interno ni prevé una reforma fiscal de fondo, consideraron especialistas del Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la UNAM.
    En conferencia de prensa en el IIE, las académicas Verónica Villarespe Reyes, Genoveva Roldán Ávila, Sarahí Ángeles y Josefina Morales Ramírez advirtieron que, de aprobarse el Presupuesto 2011 enviado a la Cámara de Diputados el pasado 8 de septiembre, el país seguirá teniendo un “crecimiento mediocre”.
    Villarespe, directora del IIE de la UNAM, recalcó que “el proyecto está muy alejado de propuestas que permitan estimular la recuperación económica, y no propone alguna acción de envergadura que retome, como eje fundamental, el fortalecimiento del mercado interno”.
    Pese a que el Proyecto de Presupuesto 2011 ya tiene un mes en la Cámara de Diputados, aún no entra en la etapa de discusión formal entre los grupos parlamentarios, aunque deberá aprobarse a más tardar el 15 de noviembre.
    Las investigadoras consideraron que “es un error” de los legisladores centrarse solamente en la discusión de bajar de 16 a 15% la tasa del IVA, ya que el análisis debe ir más a fondo.
    Sarahí Ángeles alertó sobre la necesidad de cambiar el rumbo de la economía, ya que las finanzas nacionales continúan dependiendo del sector energético. “De hecho, la propuesta de Ley de Ingresos no sólo mantiene una política fiscal petrolizada, sino que la aumenta. Así, para 2011 los ingresos petroleros se estiman en 993 mil 253 millones de pesos, 19 mil 226 millones más que este año”.
Según la académica, Petróleos Mexicanos (Pemex) genera 30% de los ingresos totales que obtiene la Federación.
Por otra parte, señalaron que en México no hay impulso al mercado interno, mientras que la deuda del país cada vez es más alta, sin embargo, esos recursos no son utilizados correctamente.
Morales Ramírez indicó que los recursos obtenidos mediante endeudamiento se tienen que manejar responsablemente, además de aplicarlos de manera productiva y no para el gasto corriente o el pago de deuda.
“El problema es que el gobierno continúa con su endeudamiento para reestructurar y pagar deuda, mas no para impulsar proyectos productivos”, acotó la investigadora.
La también integrante del Grupo de Análisis de la Coyuntura de la Economía Mexicana se pronunció a favor de impulsar una reforma fiscal, acompañada de una reestructuración en la vigilancia de los recursos públicos, debido a que México es un país con altos niveles de corrupción.
Las cuatro investigadoras del IIE propusieron que a las grandes empresas en México se les deben imponer gravámenes diferenciados, así como a capitales especulativos del mercado de valores.
La directora del Instituto de Investigaciones Económicas precisó que el gasto corriente representa 76.6% del gasto total previsto para 2011.
Esos recursos, aclaró Verónica Villarespe, no generan crecimiento, pues están destinados a sueldos, contrataciones e infraestructura de apoyo al Poder Ejecutivo.
“El crecimiento (del gasto) se plantea fundamentalmente para las secretarías de Gobernación, con 78%; Defensa Nacional, 10%, y Marina, con 5.9% más en su presupuesto, lo que revela la prioridad del gobierno en materia de gasto corriente”, puntualizó.

Comentarios