Bancos reembolsarán dinero por robo o clonación de tarjetas

viernes, 12 de noviembre de 2010

MÉXICO, DF, 12 de noviembre (apro).- El Banco de México (Banxico) informó que a partir del próximo jueves todas las instituciones bancarias estarán obligadas a reembolsar el dinero a sus clientes en caso de que sus tarjetas de crédito hayan sido robadas, extraviadas o clonadas.

En conferencia de prensa, el director general de Asuntos del Sistema Financiero de Banxico, José Quijano, explicó que la devolución del dinero por parte de los bancos deberá hacerse en un lapso no mayor de cuatro días, a partir de que el cliente formule la denuncia.

Sin embargo, el funcionario aclaró que esta medida no aplica en el caso de tarjetas de débito.

Quijano señaló que las nuevas reglas del Banxico --publicadas hoy en el Diario Oficial de la Federación-- buscan acelerar el reembolso a quienes comprueben que han sido defraudados, debido a que actualmente involucra un proceso largo y tedioso.

“Eso con esta regulación se acaba: si hay un robo o extravío con la tarjeta, el cliente tiene que decir qué cargos no reconoce, presentar su solicitud al banco, y éste tiene cuatro días para hacer el reembolso. Algo similar ocurrirá con clonación y otros casos”, dijo el funcionario.

El Banco de México precisó las reglas para cada uno de los siguientes casos a través de la Circular 34/2010 sobre “Reglas de tarjetas de crédito”:

En el caso de cargos no reconocidos por robo o extravío, el emisor está obligado a hacer el reembolso a más tardar cuatro días hábiles bancarios a partir de que el tarjetahabiente presentó la queja, y para ello éste tiene 48 horas después de ocurrido el suceso para hacer la aclaración.

Si la tarjeta fue clonada, el usuario tiene 90 días naturales para presentar la queja ante la institución bancaria, y ésta cuenta con cuatro días hábiles bancarios para realizar el reembolso.

En el caso de fraudes, vía Internet o por teléfono, el plazo para presentar la queja también es de 90 días, y el banco cuenta con cuatro días para hacer el abono correspondiente.

Precisó que si el usuario del plástico no reporta el robo o extravío después de 48 horas de haber sucedido e hecho, entonces sí se le cobrarán los cargos. No obstante, en caso de que el banco descubra y compruebe que su tarjetahabiente trató de engañar a la institución, podrá demandarlo penalmente.

El directivo del Banco de México señaló que no se tiene información sobre el aumento del número de robos vía tarjeta de crédito, pero aclaró que hay un reconocimiento de la banca de que el mayor problema se encuentra en la clonación de la información del plástico, vía cajeros automáticos.

Quijano señaló que con las nuevas disposiciones se busca incentivar a la banca o emisores de tarjetas a tomar provisiones hacia el futuro, como el fortalecer las medidas de seguridad en sus plásticos, emitir tarjetas con chips y, por último, cambiar terminales por lectoras de chip.