Pese a crisis, bancos no dejan de ganar: Banxico

miércoles, 17 de noviembre de 2010

MÉXICO, DF, 17 de noviembre (apro).- Mientras los hogares y las empresas del país padecieron de manera severa los impactos de la crisis económica, los bancos –sobre todo los grandes, filiales de instituciones extranjeras--, no sólo la libraron sino que aumentaron sus ganancias, en 7.4% durante 2009, el año más duro de la recesión, y en 11% en el primer semestre de este año.
Así lo afirmó hoy el Banco de México (Banxico), en su “Reporte sobre el Sistema Financiero Mexicano 2010”, que presentó el gobernador de la institución, Agustín Carstens.
Pero que los bancos hayan obtenido excelentes utilidades en plena crisis no se explica porque hayan incrementado sus préstamos a las personas y a las empresas, sino porque –ante la caída en la demanda de crédito y las mayores restricciones que ellos impusieron para otorgarlo--, se dedicaron a “jinetear” los recursos de los depositantes en el mercado de valores.
Por supuesto, el banco central no lo dice con esas palabras coloquiales, sino con otras más técnicas: “Las utilidades de la banca aumentaron como resultado principalmente del aumento de los ingresos provenientes de la negociación y revalorización de las posiciones en títulos”.
Añade: “Ese efecto más que compensó las reducciones de los ingresos por margen financiero –la diferencia entre lo que ganan por prestar y lo que pagan por los depósitos-- y comisiones.”
Según Banxico, la caída de los ingresos por margen financiero obedeció sobre todo a la reducción del crédito al sector privado no financiero, producto tanto de la disminución de la demanda de crédito por parte de los hogares y las empresas, como de políticas de mayor astringencia crediticia por parte de la banca.
La disminución del financiamiento al sector privado –agrega-- resultó mayor en el crédito al consumo, en particular en el otorgado a través de tarjetas, el cual tiene gran importancia en el margen financiero.
Esto último es relevante, pues exhibe de manera clara el negociazo que han sido para los bancos las tarjetas de crédito.
Destaca el reporte: “Por ejemplo, en el 2009 los ingresos generados por el crédito al consumo contribuyeron con 52% de los ingresos de la banca por intereses provenientes del crédito al sector privado. Esto se dio a pesar de que tan sólo representaba 22.5% del crédito al sector privado”.
Otra cosa: además de que la tasa de interés de referencia, la de fondeo –TIIE a 28 días-- era muy baja, pues llegó a disminuir 3.8 puntos porcentuales entre diciembre de 2008 y el mismo mes de 2009, ello no se reflejó en las tasas activas de los bancos, que siguieron cobrando tasas muy altas a los contratantes de crédito.
También, agrega el Banco de México, “el aumento de las utilidades por negociación se derivó de las estrategias seguidas por algunos bancos con el fin de cubrir la disminución de sus ingresos por contracción del margen financiero. Los títulos de deuda y los derivados sobre tasas de interés fueron los principales componentes de los resultados por negociación.
El arte de “jinetear” de manera sofisticada el dinero, pues.
Tan bien les fue con esa práctica, dice el banco, que durante el primer semestre del 2010 las utilidades de la banca múltiple fueron 11% real superiores a las del mismo periodo del año anterior.

mav
-fin de texto

Comentarios