Inseguridad frena inversión y crecimiento, advierten analistas a Banxico

viernes, 17 de diciembre de 2010

MÉXICO, DF, 17 de diciembre (apro).- De acuerdo con los 29 grupos de análisis que cada mes consulta el Banco de México (Banxico) para conocer sus expectativas respecto del crecimiento económico del país, la principal política que se requiere instrumentar para lograr niveles más elevados de inversión es “mejorar la seguridad pública”.
    Asimismo, por primera vez desde el punto más crítico de la crisis económica internacional –julio de 2009-- los “problemas de inseguridad pública” se colocaron, junto con la “debilidad del mercado externo y de la economía mundial”, como los dos factores principales que podrían obstaculizar el crecimiento económico del país en los próximos seis meses.
    Así se desprende de los resultados de la encuesta mensual, correspondiente a diciembre, que el banco central aplicó entre 29 grupos de análisis y consultoría económicos del sector privado, nacional y extranjero, y que difundió este viernes. La encuesta se realizó entre el 7 y el 15 de este mes.
    En el apartado sobre “Políticas que incentivarían una mayor inversión privada en México”, la respuesta que acaparó el mayor porcentaje fue la de “Mejorar la seguridad pública”, con 17%; le siguieron “reforma en el sector energético”, “reforma fiscal” y “mejorar el marco regulador, una mayor desregulación y facilitar la competencia”, las tres con 14%.
    Con 10% siguió “Reforma laboral” y con 7% tanto “mayor eficiencia del gasto público” como “fortalecer el estado de derecho”.
    Es la primera vez que los especialistas consideran como prioritario impulsar una mejor política de seguridad pública para impulsar la inversión, tanto nacional como extranjera.
    En los tres meses anteriores, siempre estuvo en primer lugar, en la opinión de los especialistas consultados por Banxico, la “reforma fiscal” como la condición básica para incentivar la inversión.
    Lo mismo sucede cuando a los especialistas el Banco de México les pregunta acerca de cuáles creen ellos que son los factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico del país en el próximo semestre.
    Las respuestas que desde la crisis acaparaban el mayor porcentaje eran la ausencia de cambios estructurales en el país, la debilidad del mercado interno, la debilidad de la economía mundial y el mercado externo y la incertidumbre sobre la situación financiera internacional.
    Desde julio de 2009 esas respuestas se disputaban siempre el primer lugar, y en él se iban alternando según el momento económico del país y del mundo.
    Pero poco a poco el factor “Problemas de inseguridad pública” se fue posicionando conforme avanzaba el año, hasta acabar –en diciembre-- en el primer lugar junto con la “debilidad del mercado externo y la economía internacional”, como los dos principales problemas que obstaculizarán el crecimiento económico del país en los próximos seis meses. Acabaron ambas respuestas con un porcentaje de 21%.
    No pintaba la inseguridad pública entre las inquietudes y prioridades de los especialistas, al grado de que, por ejemplo, en diciembre pasado, alcanzó apenas 3% de las respuestas a la pregunta sobre los factores que obstaculizan el crecimiento.
    Ese mismo mes, y desde agosto de 2009, para los analistas el gran problema era la ausencia de cambios estructurales, lo que frenaba el crecimiento económico del país. Las respuestas representaban 24%, el más alto porcentaje para una serie de 22 posibles “factores obstaculizantes” (sic) del crecimiento.
    Pero la inseguridad fue ganando terreno de manera consistente. De un 3% de respuestas en diciembre de 2009 se fue a 21%, el porcentaje más alto, un año después.
    Dicho de otra forma: el diciembre del año pasado, los especialistas del Banco de México señalaron que los principales factores que podrían frenar el crecimiento económico del país eran los siguientes, en orden descendente:
1. Ausencia de cambios estructurales (24% de las respuestas)
    2. Debilidad del mercado externo y de la economía mundial (18%)
    3. Debilidad del mercado interno (15%)
    4. La actual política fiscal (10%)
    5. Presiones inflacionarias (10%)
    6. Incertidumbre sobre la situación económica interna (6%)
7. Elevado costo del crédito (4%)
    8. Problemas de inseguridad pública (3%)
Para diciembre de este año, el factor que 12 meses antes estaba en los últimos lugares de las preocupaciones de los especialistas, brincó al primer lugar. Este es el orden de los factores que podrían frenar la marcha de la economía el próximo semestre:
    1. Problemas de inseguridad pública (21%)
    2. Debilidad del mercado externo (21%)
    3. Ausencia de cambios estructurales (19%)
    4. Debilidad del mercado interno (12%)
    5. Incertidumbre sobre la situación financiera internacional (11%)
    6. Incertidumbre sobre la situación económica interna (4%)
    7. Disponibilidad de financiamiento interno (2%)

Comentarios