Deja derrame de Pemex en Tabasco pérdidas por 6 MDP

viernes, 5 de marzo de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 5 de marzo (apro).- Más de dos mil pescadores de las costas de Tabasco denunciaron pérdidas por más de seis millones de pesos por derrame de aceite de Petróleos Mexicanos, y afirmaron que podría haber un desplome en la producción pesquera de más del 40% en Semana Santa.
 A nombre de la organización Sector Pesquero Unidos por la Costa de Tabasco, que agrupa a 50 asociaciones y permisionarios de los municipios de Paraíso y Centla, Teodoro Wilson Gallegos afirmó que, desde el pasado 18 de febrero cuando  Pemex derramó aceite en las escolleras del puerto petrolero de Dos Bocas, el hidrocarburo cual se ha extendido en más de 300 kilómetros, principalmente sobre las costas de Tabasco.
  Dijo que más de dos mil pescadores han sido afectados por el derrame de crudo, quienes, desde entonces, han tenido pérdidas por alrededor de 440 mil pesos diarios, equivalente a más de seis millones de pesos hasta hoy.
Wilson Gallegos, representante también de la Unión de Permisionarios Pesqueros del municipio de Paraíso, aseguró que más de 100 redes de pesca fueron dañadas y dijo que el problema se agudiza porque esta es la temporada de mayor captura, alrededor del 60% de todo el año, principalmente de especies como robalo, sierra y peto.
Sin embargo, añadió, ante el derrame de Pemex se prevé que la captura se desplome en más del 40%, aunque la paraestatal ya realizó “una limpieza superficial”, pues los sedimentos del hidrocarburo siguen en el agua y ya llegaron a la costa tabasqueña.  
El líder pesquero recriminó que funcionarios de la paraestatal no respondan a sus reclamos de indemnización para reponer sus equipos de pesca y limpieza de las costas.
Anunció que presentarán una demanda contra Pemex por daños ecológicos ante la Secretaría del Medio Ambiente y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y que, en caso de no obtener respuesta positiva a sus demandas, el próximo lunes tomarán medidas “más drásticas” contra la paraestatal.

Comentarios