"Mordidas" en México, representan del 7 al 9% del PIB nacional: CEESP

lunes, 12 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 12 de abril (apro).- Producto de la excesiva regulación que existe en México, los empresarios interesados en abrir un negocio deben pagar el 10% de “mordida” del total de la inversión, a fin de que sus trámites se agilicen. 
Así lo manifestó el director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Luis Foncerrada, quien detalló que cerca de 80% de pequeñas y medianas empresas se enfrentan a ese escenario.
En el lanzamiento de la iniciativa “Alianza contra la Corrupción” (PACI, por sus siglas en inglés), el director del CEESP detalló que ese 10% de “mordida” equivale a entre 7.0 y 9.0% del Producto Interno Bruto (PIB), es decir, un billón de pesos.
“Encontramos que para tener algunos de los beneficios, los empresarios están ante la disyuntiva de pagar o no una ‘mordida’, dependiendo de los casos, y entre 10 y 25% lo hacen”, puntualizó.
No obstante, este tipo de sucesos, de acuerdo con el Foro Económico Mundial, no sólo ocurre en México, sino a nivel global, donde las empresas destinan al año mil 300 millones de dólares en el pago de sobornos.
De acuerdo con Foncerrada, con el exceso de regulación que existe en México, la productividad de las empresas disminuye.
“Al pasar tiempo haciendo trámites ocupan recursos y dinero, y esto reduce la productividad de la empresa”.
Los procesos de corrupción, insistió, requieren tiempo y restan recursos que se pudieran utilizar para producir mejor.
Y añadió que para combatir de manera efectiva el flagelo, la empresa “debe tener el compromiso de no tolerar la corrupción en ninguno de los trámites con los gobiernos e instituciones”.
Ante tal panorama, el director del CEESP propuso al sector privado trabajar con otras empresas, a fin de eliminar los procesos que impliquen esa acción, pero además, dijo, debe involucrarse a toda la sociedad civil.

cvb
--fin de texto--

EOF

Comentarios