Superávit en Pemex de 4,753 MDD

lunes, 26 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 26 de abril (apro).- La estabilización de los niveles de producción de crudo y el aumento de los precios internacionales del petróleo, hicieron posible que Pemex obtuviera, durante el primer trimestre del año, un superávit de 4 mil 753 millones de dólares en su balanza comercial petrolera, informó hoy la paraestatal.
    Ello fue producto de exportaciones petroleras por 9 mil 338 millones de dólares e importaciones de petrolíferos, petroquímicos y gas por 4 mil 585 millones de dólares.
    El superávit de 4 mil 753 es mayor en 56% al del mismo periodo del año anterior.     Y aunque las exportaciones petroleras sólo representaron 14% de las exportaciones totales del país en el periodo, siguen la misma dinámica, de fuerte alza, de éstas últimas.
Inclusive, a un ritmo mayor, pues las exportaciones petroleras se incrementaron en 70% en el trimestre, a tasa anual. En cambio, las ventas totales al exterior, de bienes y servicios, en el primer trimestre, fueron de 66 mil 373.4 millones de dólares, casi 33% superiores a las del año pasado en igual lapso.
    Sin embargo, aunque los datos en sí mismos son positivos y alentadores, pues evidencian la recuperación de los niveles de actividad económica, no hay que echar las campanas a vuelo, de acuerdo con los analistas, pues dicha recuperación sigue basándose fundamentalmente en la demanda externa, más que en un posible dinamismo del mercado interno. Que es lo que sigue haciendo frágil esa recuperación.
    El Servicio de Estudios Económicos de BBVA Bancomer, en su análisis de este lunes, señala tres factores que han llevado al alza las exportaciones nacionales: 1) La reactivación del sector industrial de Estados Unidos; 2) La estabilización de la plataforma petrolera mexicana y el aumento del precio internacional del crudo, y 3) Una limitada recuperación de las importaciones debida al bajo dinamismo de las compras destinadas al consumo doméstico.
    Mientras la demanda interna siga recuperándose con menor lentitud, “es posible que sigan observándose algunos meses más de superávit comercial, hasta que el gasto doméstico acelere su impulso”, dicen los analistas de BBVA Bancomer.

Prevé Moody’s menor crecimiento en 2011
En coincidencia con ello, la calificadora Moody’s economy.com estimó, en un estudio que hizo público hoy, que el crecimiento económico de México en 2011 será inferior al 4% que se estima para este año.
    “Dada la ausencia de cambios estructurales y de ideas nuevas que impulsen la capacidad productiva del país, en el 2011 la economía tenderá a crecer sólo de acuerdo a su potencial de crecimiento, que es de alrededor de 3.5%”, dice el estudio de la empresa que dirige Alfredo Coutiño en su sección de América Latina.
    De manera estratégica, y así ha sido históricamente, los motores de crecimiento tienden a enfriarse en el quinto año de cada sexenio, no sólo porque deben corregirse desequilibrios potenciales, sino incluso para dejar en forma a la economía en preparación para el año electoral, establece el estudio.
    Dice Coutiño: “Durante los últimos 20 años, las últimas tres administraciones siempre indujeron una desaceleración económica en su quinto año de gobierno, lo cual dejó a la economía en forma para despegar con mayor fuerza en el último año de cada sexenio, lo cual deliberadamente coincidió con el año de elecciones presidenciales.”
    Así, entonces, el empuje que el gobierno anuncia que le dará a la economía este año, no se verá en el siguiente, sino hasta el 2012.
    Lo que es un hecho es que los factores fundamentales que empujan a una economía –ahorro, inversión, productividad, cambio tecnológico, entre otros--, permanecerán –en México--  debilitadas el próximo año, por lo que la economía no podrá crecer más allá de su capacidad, pues de hacerlo se corre el riesgo de generar desequilibrios que vulneren la estabilidad hacia el cierre del sexenio, señala Moody’s economy.com.

Comentarios