Suben 0.23% remesas enviadas a México en abril: Banxico

martes, 1 de junio de 2010

MÉXICO, D.F., 1 de junio (apro).- Las remesas que ingresaron a México, en su mayoría de migrantes mexicanos que trabajan en Estados Unidos, subieron 0.23% en abril pasado, después de 18 meses consecutivos de retrocesos.

De acuerdo con información dada a conocer por el Banco de México (Banxico), el valor de los envíos de dinero –que entre noviembre de 2008 y marzo de este año presentaron disminuciones consecutivas a tasas anuales– sumó mil 784 millones de dólares en el cuarto mes de 2010.

Pese a que se presentó un ligero descenso en el número de operaciones en el mes de estudio, añadió, la remesa promedio creció a 324.6 dólares, contra 323.6 de abril de 2009, lo que representó un avance de 0.3% anual, situación que rompe con un año de variaciones desfavorables.

A nivel acumulado, de enero a abril de 2010, México recibió recursos de remesas por 6 mil 603 millones de dólares, para registrar una caída de 9% con respecto al mismo periodo del año pasado, agregó el Banxico.

Y, de acuerdo con los analistas, en la medida en que la recuperación de la economía de Estados Unidos alcance a todos los sectores, como el de la construcción, que es un gran empleador de connacionales, los envíos de remesas se estabilizarán y después mostrarán una tendencia favorable.

Para todo el 2010, los especialistas de Banamex estiman un aumento en las remesas de 3.8%, luego del desplome récord del año pasado de 15.7 por ciento.

Sin embargo, otros especialistas creen que los flujos de recursos no estarán exentos de riesgos, pues si la recuperación económica estadounidense pierde fuerza y no alcanza a permear al ramo de la construcción, entonces las remesas seguirán con un comportamiento débil.

Al referirse a la ley antiinmigrante aprobada en Arizona, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, afirmó el pasado 6 de mayo que de enfrentar una restrictiva reforma migratoria por parte de EU, los flujos de remesas hacia México podrían verse impactados negativamente.

Por ello, agregó, resulta de urgente necesidad que el gobierno de Estados Unidos avance en una reforma migratoria de conformidad con el desarrollo de la región y que respete los derechos humanos de los connacionales.

"Inevitablemente las políticas migratorias en EU, como ya sucede en otras economías avanzadas, tenderán a ser más selectivas, más estrictas, y esta tendencia seguramente modificará el fenómeno de las remesas familiares", destacó Carstens durante su participación en un foro sobre remesas, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo.

 

Comentarios