Frena Hacienda entrada masiva de dólares a los bancos

martes, 15 de junio de 2010

MEXICO, D.F., 15 de junio (apro).- Luego de tres semanas de suspenso, por fin la Secretaría de Hacienda dio a conocer las reglas, a las que se sujetarán los bancos y los particulares, para frenar la entrada masiva de dólares en efectivo al sistema bancario nacional, que se presumen de procedencia ilícita.

En conferencia de prensa, en Palacio Nacional, el titular de la dependencia, Ernesto Cordero Arroyo, dijo que “desde hace varios años”, la cantidad de dólares en efectivo que llega a las ventanillas bancarias rebasa los 10 mil millones de dólares anuales, y que no tienen explicación en la dinámica propia de la actividad económica del país.

Para frenar la entrada voluminosa de dólares de procedencia dudosa, Cordero anunció que se limitarán las operaciones en ventanillas bancarias, pero sólo las relativas a la compra de dólares por parte de los bancos, la recepción de depósitos, el pago de créditos y servicios en esas instituciones.

Es decir, las nuevas reglas no aplican para la venta de dólares en efectivo por parte de los bancos, ni la compra-venta de dólares por cualquier medio distinto del efectivo.

Así, a partir del próximo lunes, las personas físicas se sujetarán a las siguientes reglas:

--Quienes tengan cuenta en un banco podrán efectuar operaciones en efectivo (venta, depósito o pago) hasta por 4 mil dólares por mes, en toda la red de sucursales del banco.

--Quienes no sean cuentahabientes y que tampoco sean turistas (es decir, que sean residentes nacionales), tienen un límite de mil 500 dólares al mes, sin que la operación diaria exceda los 300 dólares.

--Los turistas extranjeros sólo podrán venderle a un banco (es decir, cambiar por pesos) un máximo de mil 500 dólares al mes.

En el caso de las personas morales, es decir las empresas, el límite es de 7 mil dólares por mes, pero sólo en zonas turísticas y fronterizas. Para ellos, la medida entrará en vigor 90 días después de que se publiquen en el Diario Oficial de la Federación, el próximo 16 de junio.

La razón de este “periodo de transición” es para que en ese tiempo puedan deshacerse de sus inventarios en dólares. Después de ese periodo las empresas tendrán restringido el abono de dólares en efectivo, salvo en las ciudades turísticas y fronterizas, pero con ese límite de 7 mil dólares al mes.

Tanto el secretario Cordero, como –más tarde--  el presidente de la Asociación de Bancos de México, Ignacio Deschamps, enfatizaron que las nuevas reglas no afectarán a los clientes y usuarios de los bancos, toda vez que el monto total de las operaciones en dólares en efectivo representan sólo el 0.6% del total del mercado cambiario.

Además, dijeron, tampoco afectará a los beneficiarios de las remesas porque el 96% es electrónica y es pagada en pesos. El restante 4% son los dólares que los migrantes mexicanos traen en efectivo y que podrán cambiar por pesos sin ningún problema.

También, que el sector turismo no se verá afectado, ya que sólo el 2% de la facturación del sector se realiza con dólares en efectivo.

En marzo pasado, el Departamento norteamericano de Estado dio a conocer su informe International Narcotics Control Strategy Report, en el cual estimaba que cada año las organizaciones de narcotraficantes envían desde Estados Unidos a México entre 8 mil millones y 25 mil millones de dólares.

Posteriormente, el 2 de mayo, John Morton, subsecretario de la Agencia de Aduanas y Migración de Estados Unidos, y el embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, presentaron el Estudio Binacional de Bienes Ilícitos, donde se calcula que cada año pasan de Estados Unidos a México entre 19 mil millones y 29 mil millones de dólares de ganancias del narcotráfico.

Ante esos montos, el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Guillermo Babatz, que acompañó a Cordero en la conferencia de prensa, dijo que la cifra de 10 mil millones de dólares, o más, que entran al sistema bancario es compatible con esas estimaciones, pues aquellos informes se refieren a la entrada total de recursos de procedencia ilícita, de los cuales sólo una parte es la que llega a los bancos.

Con las nuevas reglas, dijo el secretario de Hacienda, “se logra una estrategia de combate al narcotráfico para frenar la transacción con dólares de procedencia dudosa”.

Ignacio Deschamps González, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), dijo que sus representados están  de acuerdo con las disposiciones de la Secretaría de Hacienda, y que. para corresponder con ellas, los bancos harán un reacomodo en la infraestructura bancaria para lograr los objetivos.

Deschamps sostuvo que la medida es “eficiente en la prevención del lavado de dinero, ya que hasta hoy en la economía nacional se podía hacer uso indiscriminadamente del dólar para comprar un bien”.

Sin embargo, la ABM aclaró que el ingreso de dólares no es problema de la banca, sino de la economía lícita formal, donde se registra un incremento inusual de dólares.

Esto quiere decir que millones de dólares llegan “limpios” a los bancos, pues provienen de actividades lícitas que pudieron realizarse con dinero sucio, como la compra de pequeñas empresas, de inmuebles, autos importados, arte y joyería de lujo, por mencionar algunas.

La ABM informó que, para atender una eventual demanda adicional, se abrirán 5 mil ventanillas adicionales de sucursales bancarias, especialmente en los puertos de entrada al país y zonas turísticas. Además, se instalarán mil 550 cajeros automáticos adicionales con asignación prioritaria a fronteras, zonas turísticas y puertos, además de impulsar una mayor utilización de las terminales punto de venta.

En el caso de los hoteles, sólo se realizará el intercambio de divisas, siempre y cuando el turista esté hospedado y quien deberá entregar una copia de su pasaporte y llenar un formulario entre algunos otros datos con el número de la habitación que ocupa.

Finalmente, las casas de cambio –de las que hay más de 7 mil en el país--  podrán, según las nuevas disposiciones, seguir realizando sus operaciones de compra y venta de dólares, en los montos acordes con su tamaño y el de su mercado, pero también se sujetarán a los límites anunciados hoy, como cualquier empresa.

Comentarios