Exportaciones empujan la economía; crecen 44% en mayo: Inegi

miércoles, 23 de junio de 2010

MÉXICO, DF, 23 de junio (apro).- Aun cuando el mercado interno sigue débil –consumo e inversión privados no logran repuntar--, la economía mexicana continúa recuperándose gracias a la demanda externa, particularmente de Estados Unidos, destino de 80% de las ventas externas del país.

En mayo, las exportaciones registraron un crecimiento de 44% respecto de las realizadas en igual mes del año anterior, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en su reporte preliminar de la balanza comercial durante mayo último.

En correspondencia, toda vez que las exportaciones requieren de insumos del exterior, las importaciones también observaron un crecimiento explosivo, de 47%, respecto de mayo de 2009.

El INEGI reporta también un superávit comercial en mayo de 179 millones de dólares, que contrasta con el registrado un año antes, por 653 millones. Una disminución del superávit de 60.2%.

Sin embargo, el superávit de mayo de este año fue producto de exportaciones totales por 24 mil 803 millones de dólares e importaciones totales por 24 mil 624 millones, mientras que el superávit mayor de 450 millones de mayo de 2009 provino de exportaciones por 17 mil 469 millones e importaciones por 16 mil 789 millones.

Entre enero y mayo de este año, el superávit comercial alcanzó los 653 millones de dólares, cifra que contrasta favorablemente frente al déficit de mil millones acumulados en igual lapso del año anterior.

De hecho, las cifras de comercio exterior en este año son la cara opuesta de lo ocurrido el año pasado. Tan sólo en mayo de 2009 las exportaciones registraron una caída anual –es decir, respecto de mayo de 2008-- de 33% y las importaciones, de 36%.

Sin embargo, dentro de lo positivas que son las cifras del comercio exterior a mayo, el propio INEGI reporta datos preocupantes. Si bien a tasa anual las exportaciones crecieron en ese mes 44%, registraron un decremento de -2.74% respecto del mes anterior, abril de 2010.

Ese dato negativo, según el INEGI, provino de la combinación de una baja de -3.8% en las exportaciones no petroleras y un incremento de 3.7% de las exportaciones petroleras.

Lo preocupante es que las exportaciones no petroleras llevaban 11 meses con variaciones mensuales positivas y en mayo se rompió la tendencia, al caer -3.8%.

En el desglose de la balanza comercial en mayo, el INEGI refiere que de las exportaciones totales (24 mil 803 mdd), las petroleras fueron por 3 mil 844 mdd, con un avance anual de 58.8%; mientras, las exportaciones no petroleras fueron de 20 mil 957 mdd, un incremento anual de 41.4%.

Dentro de estas últimas, las exportaciones automotrices fueron las que empujaron más la economía, al totalizar 5 mil 223 millones de dólares, un incremento anual de casi 87%.

El problema del comercio exterior mexicano, pese a lo benéfico que resulte en términos de una mayor actividad económica y, por ende, de creación de empleos, es que sigue estando muy concentrado en un solo mercado, el de Estados Unidos, a donde va 80% de las exportaciones mexicanas.

Por eso, la economía mexicana, aunque se recupera, sigue siendo vulnerable, muy dependiente de lo que pase fuera del país.

Comentarios