Se desacelera la venta de autos nuevos en México: AMDA

lunes, 12 de julio de 2010

MÉXICO, DF, 12 de julio (apro).- Por más estímulos que inventan las autoridades –eliminación de la tenencia, chatarrización o facilidades en créditos bancarios--, las ventas de vehículos en México no logran recuperarse del severo golpe que les significó la reciente crisis financiera internacional.
La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automóviles (AMDA) informó hoy de un magro avance en las ventas de autos en el último mes: entre julio de 2009 y junio de 2010 sólo se vendieron 3 mil 936 carros más que en el periodo comprendido entre junio de 2009 y mayo de 2010. Es decir, un pequeño aumento de 0.51% respecto de los 765 mil 660 automotores vendidos entre junio de 2009 y mayo de este año.
En el periodo que reporta hoy la AMDA se vendieron 769 mil 596 autos.
Y lo grave no es la poca venta adicional, que significa que “el mercado sigue débil” –admite la AMDA--, sino que éste se está desacelerando. Los datos así lo indican:
En el periodo mayo de 2009 a abril de 2010 las ventas crecieron 1.21%; en el periodo junio de 2009 a mayo de 2010 lo hicieron en 1.08; y en el que hoy se reporta apenas crecieron 0.51%.
No obstante, en términos mensuales, las ventas de junio de este año superaron en 7% a las ventas del mismo mes del año anterior.
Ahora se vendieron 59 mil 909 vehículos contra los 55 mil 973 de junio del año pasado.
Luis Gómez, presidente de la AMDA, dijo que los asociados “esperábamos para el mes de junio una franca tendencia de recuperación. Esto viene a dejar de manifiesto que el mercado no sólo continúa en una debilidad importante, sino que también está desacelerando su ritmo de crecimiento”.
Por esa razón, el representante de la AMDA manifestó que de mantenerse esa tendencia al término del año, sólo lograrán vender 800 mil unidades, pero el sector no se recuperará de las afectaciones dejadas por la crisis financiera del año pasado.
Por su parte, Eduardo Solís, representante de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), coincidió con Gómez Sánchez en la urgencia de reactivar la comercialización interna de la industria automotriz con nuevas medidas, porque la eliminación de la tenencia no basta.
En el mercado externo, la historia es opuesta: la producción y la exportación de autos se incrementaron en 78.9% y 83%, respectivamente, en el primer semestre del 2010 –respecto de igual periodo del año anterior--, es decir, en ese lapso se produjeron un millón 77 mil 651 automotores, de los que se exportaron 887 mil 872, según datos de la AMIA.
En cambio, en los primeros seis meses del 2009 se produjeron 602 mil 460 autos y se exportaron 484 mil 689.
Por otra parte, los financiamientos para la adquisición de un vehículo también descendieron durante mayo del 2010; en ese mes, unas 26 mil 599 unidades fueron financiadas, 1.8% menos que en mayo del año pasado.
En su comparación semestral –enero a junio--, la situación es negativa. Este año, 46.5% del total de carros vendidos se obtuvieron a crédito, no así en el 2009, cuando 56.2% fueron adquiridos por medio de financiamiento. Gómez Sánchez reconoció que el crédito en México se ha venido a pique durante 22 meses consecutivos.
"Estamos trabajando muy fuerte en programas de garantías crediticias para reactivar el mercado y es fundamental que el financiamiento pueda llegar a los consumidores. Estamos viendo que el crédito no ha fluido y sigue reduciéndose paulatinamente", declaró el presidente de la AMDA.

mav
-fin de texto-

EOF