Crece economía 8.8% en mayo

martes, 27 de julio de 2010

MEXICO, D.F., 27 de julio (apro).- En mayo pasado la actividad económica del país registró un fuerte crecimiento, de 8.8% anual, muy por arriba del 7.4% del mes previo y, aun, por encima del esperado por el consenso de analistas, de un 8.5% anual.

El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEGI) dio a conocer hoy el desempeño que tuvo la economía mexicana durante el quinto mes de este año, medida a través del Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE).

Dicho indicador, establecido desde 1993, incorpora información preliminar y no incluye la totalidad de las actividades que integran el Producto Interno Bruto Trimestral, por lo que debe considerarse como un indicador de tendencia o dirección de la economía mexicana en el corto plazo.

En términos mensuales –es decir, ajustado por estacionalidad--, el IGAE registró un crecimiento de 0.21%, que se suma y consolida el crecimiento de los últimos tres meses, que fueron de 1% o superiores.

De acuerdo con el INEGI, el fuerte crecimiento anual de la economía fue producto de un avance de 9.2% anual de las actividades primarias (agricultura y ganadería) y de 8.4% anual en las secundarias (industria) y las terciarias (comercio y servicios).

Tanto el crecimiento económico mensual como el anual –mayo 2009-mayo 2010--, sorprendieron a los analistas e hizo reaccionar con euforia al gobierno federal.

Ejemplo del primer caso es lo sostenido por los analistas del grupo financiero Banamex-Citigroup. “El resultado de mayo fortalece la expectativa de un robusto crecimiento anual del índice global de la actividad económica durante el segundo trimestre de este año”, escriben en su análisis del día sobre lo informado por el INEGI.

Por otra parte, apenas el INEGI difundió el dato del crecimiento de la actividad económico en mayo, la Secretaría de Hacienda emitió un comunicado con este título: “Mantiene economía mexicana fortaleza estructural”.

 Y en el texto, el discurso autoelogioso de los últimos meses:

Que gracias a que se condujo de manera “prudente y cierta” durante la crisis mundial, la economía mexicana es única en el ámbito internacional, toda vez que su recuperación está “basada en su fortaleza estructural”.

También, que todo le ha salido bien al gobierno –aunque gran parte del mérito esté en la recuperación de la demanda externa--, pues han mejorado las exportaciones y la producción industrial, y la demanda interna “muestra ya signos positivos en las ventas de establecimientos comerciales y en los servicios, lo que tiene efectos destacados en el empleo”.

En suma, que “los elementos que dan sustento a la recuperación de la economía mexicana son estructurales… por lo que la actividad económica es vigorosa y sana”.

Comentarios