El salinista González Anaya, nuevo subsecretario de ingresos

miércoles, 18 de agosto de 2010

MEXICO, D.F., 18 de agosto (apro).- José Antonio González Anaya, un economista vinculado estrechamente al expresidente Carlos Salinas de Gortari, fue designado por Felipe Calderón como nuevo subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, de acuerdo con el oficio enviado por el primer mandatario a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.
          Según la hoja de servicios de González Anaya, en 1991 trabajó bajo la dirección de Ana Paula Gerard, actual esposa de Salinas de Gortari, en la oficina del jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, José Córdoba Montoya.
           González Anaya era el responsable de escribir las minutas de las reuniones del gabinete económico y redactar las propuestas del mismo.
         La relación entre González Anaya y Salinas no se remite sólo al periodo en el que éste fue presidente. En el prólogo de su libro México, un paso difícil a la modernidad, Salinas le agradece al funcionario su contribución, ya que “revisó con esmero las partes relativas a la situación económica, y su talento de economista profesional permitió avanzar en la precisión de los textos conducentes y documentar los alegatos particulares”.
          González Anaya es familiar político de Gerard. Durante la administración de Agustín Carstens, como titular de Hacienda, se desempeñó como coordinador de asesores y titular de la Coordinación con Entidades Federativas. Desde esa posición tuvo una intensa interlocución con los mandatarios estatales priistas para la distribución del presupuesto.
          En el oficio que Calderón envió a la Comisión Permanente, también se designa al doctor José Antonio Meade Kuribreña como nuevo subsecretario de Hacienda, en lugar de Alejandro Werner, y Carlos Alberto Garza Ibarra, como jefe de la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas, cargo que desempeñaba González Anaya.
           Meade Kuribreña fue el anterior subsecretario de Ingresos y se le recuerda por su papel en la polémica discusión sobre la exención fiscal en telecomunicaciones, establecida en el artículo transitorio 244-E de la Ley Federal de Derechos.
          Esta exención permitirá que durante dos años los ganadores de las licitaciones de las bandas 1.7 y 1.9 en telecomunicaciones no paguen al erario los derechos correspondientes.
         El diputado federal panista Javier Corral calculó que esta exención equivale a 5,600 millones de pesos.

Comentarios