Recauda Hacienda 21 mmdp por "gasolinazos"

lunes, 2 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 2 de agosto (apro).- El incremento del precio de las gasolinas –siete en lo que va del año— dejó al gobierno federal una recaudación de 21 mil millones de pesos en el primer semestre del 2010, informó hoy el jefe de la Unidad de Política de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, Juan Manuel Pérez-Porrúa.

Pérez-Porrúa aclaró que el gobierno federal sigue subsidiando el precio de los combustibles, y destacó que para el 2010 las estimaciones en los subsidios en gasolina y diesel son de 354 mil millones de pesos.

El funcionario federal aseguró que pese a los 21 mil millones de pesos recaudados en el primer semestre, el gobierno federal ha continuado subsidiando el precio de los combustibles. Destacó que el Impuesto Especial para la Producción y Servicios (IEPS) de los combustibles, se tiene una cifra negativa de 45 mil 821 millones de pesos.

Por su parte, Miguel Messmacher, titular de la Unidad de Planeación Económica de la SHCP, señaló que ante la desaceleración de la economía de Estados Unidos –principal socio comercial de México--, la Secretaria de Hacienda confía en el fortalecimiento del mercado interno para evitar efectos negativos en las finanzas del país.

Messmacher  señaló que “la demanda interna deberá ser el soporte del incremento del Producto Interno Bruto en México en México para el segundo semestre del año.

Asimismo, reiteró que la SHCP mantiene la estimación de 4.1% de crecimiento al finalizar el año 2010.  

En la presentación del Segundo Informe de las Finanzas Públicas, Messmacher afirmó que la reactivación interna, principalmente la del consumo, será la parte más importante para lo que resta del año, sin embargo, reconoció que existen riesgos que pueden limitar el ritmo de crecimiento de la actividad económica del país.

Miguel Messmacher precisó:

“Nosotros previmos, desde el principio del año, lo que pasaría en Estados Unidos, sabíamos que en la medida en que se retiraran los estímulos fiscales, el efecto sobre el impulso a la economía proveniente de Estados Unidos iba a ser menos fuerte de la segunda mitad de 2010.”

La reactivación del mercado interno crece a paso lento después de la crisis económica del año pasado, industrias como la manufacturera y la construcción –-principales fuentes de empleo-- no pueden recuperarse. En contraste, el mercado externo es lo que ha impulsado la economía: 80% de las exportaciones mexicanas llegan a Estados Unidos.

Messmacher reconoció que los avances de la economía mexicana en el primer semestre se relacionan directamente con el desenvolvimiento del mercado estadunidense, así como la producción manufacturera e industrial con aquel país.

Sin embargo, el funcionario de la SHCP señaló que la recuperación del empleo, el desarrollo del crédito, así como la estabilidad financiera deberán ser los principales motores  para la reactivación de la demanda interna y el crecimiento del PIB en los próximos seis meses.