Decreta juez que Mexicana siga volando

miércoles, 25 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 25 de agosto (apro).- El juez undécimo de Distrito en Materia Civil, Felipe Consuelo Soto, concedió hoy una nueva medida precautoria en favor de Mexicana de Aviación para que continúe prestados sus servicios, mientras que la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) dio a conocer que existen más inversionistas interesados en salvar a la aerolínea.
Este miércoles, el juez federal ordenó a los aeropuertos del país mantener todos los servicios necesarios para que la aerolínea continúe sus operaciones, esto como parte de las medidas precautorias solicitadas por la empresa desde el pasado 3 de agosto en que promovió un juicio de concurso mercantil.
No obstante, el juez se negó a dictar una orden general dirigida a "toda empresa, persona o autoridad" para que sigan prestando servicios a Mexicana, tal y como pretendía la aerolínea.
El ordenamiento judicial fue dirigido a las empresas Grupo Aeroportuario del Pacífico, Grupo Aeroportuario Centro Norte y Grupo Aeroportuario del Sureste, además del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Aeropuertos y Servicios Auxiliares y la Sociedad Operadora del Aeropuerto Internacional Ángel Albino Corzo.
"Se les ordena no obstaculizar o impedir a Compañía Mexicana de Aviación (que) continúe con su operación, proporcionando los bienes y servicios necesarios para tal efecto, y en tales circunstancias, se apercibe a las empresas mencionadas que, en caso de no cumplir la medida decretada, este juzgador procederá conforme a derecho corresponda", advierte el juez.
Esta medida se suma a la concedida el lunes pasado, por la cual se prohibió suspender el suministro de turbosina a la aerolínea, que también cuenta con protección judicial para que no se le retire la concesión ni se cancelen los permisos de vuelo de sus aviones.
El juez ha justificado todas estas medidas con base en la Ley de Concurso Mercantiles, que busca preservar la viabilidad de las empresas para lograr su reorganización financiera.
Mexicana reportó en su demanda de concurso mercantil que al cierre de junio tenía pasivos por 15 mil 75 millones de pesos, que incluyen deudas millonarias con el gobierno por turbosina y derechos de uso del espacio aéreo.

Más inversionistas interesados: ASSA
Por otra parte, la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) afirmó que Tenedora K no es el único grupo de inversionistas interesados en salvar a Mexicana de Aviación, por lo que el diálogo con ésta y otras firmas continúa.
Lizette Clavel, secretaria general de ASSA, lamentó las declaraciones de los representantes de Tenedora K que responsabilizaron a los trabajadores de los problemas de la aerolínea y por ello pretenden despedirlos a todos.
Sin embargo, también se congratuló de la postura asumida por el gobierno federal a través del secretario del Trabajo, Javier Lozano, quien la víspera consideró inaceptable el planteamiento de ese grupo empresarial de despedir a todos los trabajadores.
Sostuvo que con la postura de Tenedora K no se abona a la solución del la crisis de Mexicana, pues es regresar al punto de partida de la discusión donde se quería achacar al costo laboral toda la crisis de la aerolínea.
Dijo que lo criticable es que Tenedora K pretende justificar con esto una posible no inversión en la empresa y reducirla a una aerolínea de bajo costo, con lo que no estamos de acuerdo en ASSA.
Clavel Sánchez añadió que, por fortuna, ese grupo no es el único interesado y por ello tanto los trabajadores como el gobierno federal siguen en la tesitura de convencer a más inversionistas de que participen en el salvamento de Mexicana.
La dirigente de ASSA reiteró una vez más que los sobrecargos tengan una posición laboral privilegiada o de excepción, pues dijo que es falso que sus prestaciones y remuneración estén por arriba del mercado laboral de esta industria.
Sostuvo que, en promedio, el salario de un sobrecargo es de nueve mil pesos mensuales y esa percepción de ninguna manera es alta, ni tampoco lo son las prestaciones del contrato colectivo.
Dijo que ya quedó demostrado que los sobrecargos no representan ni el 6% del total de los costos de operación de Mexicana de Aviación.