Mexicana solicita reestructuración de deuda

martes, 3 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 3 de agosto (apro).- Mexicana de Aviación, la aerolínea más antigua de México, promovió hoy ante la justicia de este país una solicitud de “concurso mercantil” para reestructurar su deuda, mientras que en la ciudad de Nueva York, interpuso una demanda de protección contra sus acreedores.

La empresa propiedad de Grupo Posadas, que encabeza Gastón Azcárraga, aclaró través de un comunicado que seguirá operando normalmente, ya que la solicitud de concurso mercantil, promovida el lunes 2 ante un Juzgado de Distrito de la Ciudad de México, sólo es para reestructurar su deuda.

Mexicana de Aviación arrastra un pasivo de más de mil millones de dólares. Su director general Manuel Borja, ha negado que la difícil situación financiera por la que atraviesa la aerolínea más antigua del país, sea producto de una mala administración. Se trata de un problema operativo; y atribuyó el problema a los elevados salarios que reciben pilotos y sobrecargos.

Paralelamente, en la ciudad de Nueva York, la aerolínea mexicana presentó una solicitud de protección contra sus acreedores.

La empresa se acogió al artículo 15 de la ley de quiebras de Estados Unidos, para evitar que poder renegociar su adeudo con acreedores estadunidenses.

La solicitud, subrayó la empresa sólo es para reestructurar deuda; no implica “ni una bancarrota ni una suspensión de pagos”.

Mexicana busca protección legal para ampliar los plazos para cumplir con sus acreedores, sin que se afecte la viabilidad de la firma.

“CMA continuará operando normalmente (...) No habrá afectación alguna a pasajeros, vuelos e itinerarios”, precisó la compañía en su comunicado.

Mexicana explicó que tomó la determinación porque la pandemia de la influenza AH1N1 el año pasado y el alza de los precios de combustible desplomaron las ventas de boletos de avión.

“De acuerdo a la legislación mexicana, el concurso mercantil tiene por objeto preservar la operación de la empresa y garantizar al público consumidor que el servicio no sea interrumpido y continúe en su beneficio", subrayó.

La víspera la compañía rechazó la posibilidad de que el interviniera el gobierno federal y saliera a su rescate. Eso no resolvería el problema, dijo Manuel Borja.

Comentarios