Inversión fija bruta creció apenas 0.6% anual: Inegi

viernes, 10 de septiembre de 2010

MÉXICO, DF, 10 de septiembre (apro).- Producto de la incertidumbre sobre la recuperación de la economía mexicana, la inversión de los empresarios en activos fijos –que sirven de base para la producción futura-- se desaceleró en junio pasado al registrar sólo un aumento de 0.6% anual, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
    Al dar a conocer el Indicador Mensual de la Inversión Fija Bruta en México, el INEGI señaló que, dentro de sus componentes, los gastos en maquinaria y equipo se incrementaron 1.3%, y los correspondientes a la construcción subieron sólo 0.2%.
    Sin embargo, en su comparación mensual la inversión retrocedió -2.08% respecto de mayo pasado.
    La inversión fija bruta es un indicador que registra el gasto y las inversiones que hacen las empresas en activos fijos, como fábricas, maquinaria, equipo, viviendas e inventarios de materias primas, que les servirán de base para la producción futura. Sus componentes principales son el gasto de inversión en maquinaria y equipo (nacional e importado) y el gasto en construcción.
    Aunque el crecimiento de la inversión de los empresarios en activos avanza a paso muy lento en su variación anual, en cifras desestacionalizadas (mensual) la caída de 2.08% es la mayor registrada en lo que va del año.
Incluso, al primer semestre, el INEGI reportó que el crecimiento en inversión fija bruta llegó tan sólo a 0.7% respecto del mismo periodo del 2009.
    Dentro de sus componentes, la inversión fija bruta en maquinaria y equipo total de origen nacional incrementó 18% a tasa anual, mientras los de origen extranjero se redujeron 4.5%.
    Según el INEGI, las compras extranjeras que más disminuyeron fueron de aparatos mecánicos, calderas y sus partes; máquinas y material eléctrico; vehículos terrestres y sus partes; aeronaves y sus partes; instrumentos y aparatos de óptica y médicos; productos de fundición de hierro o acero; juguetes, artículos para recreo y deportes, así como vehículos y material para vías férreas y materiales de caucho y sus manufacturas.
    De equipo y maquinaria de origen nacional, lo que más compraron las empresas fueron automóviles, camionetas y tractocamiones; equipo ferroviario; carrocerías y remolques; maquinaria y equipo para la construcción.
Además de cables de conducción eléctrica, muebles, motores de combustión interna, turbinas y transmisiones, generadores eléctricos, maquinaria y equipo agrícola, maquinaria y equipo para la industria del hule y del plástico.
    Por otra parte, el incremento de 0.2% en la inversión en construcción se debió a que los gastos de los empresarios se concentraron en obras de perforación de pozos petroleros y de gas; mientras la inversión fue menor en edificación como vivienda; inmuebles comerciales, institucionales y de servicios, así como de naves y plantas industriales.

Comentarios