Protestan en Veracruz y Yucatán contra alza en gasolinas

lunes, 10 de enero de 2011

MÉXICO, D.F., 10 de enero (apro).- Transportistas de Veracruz y Yucatán se sumaron al paro de labores y el bloqueo de carreteras para exigir al gobierno federal frenar los incrementos al precio del diesel y gasolinas registradas desde hace un año.
    De esta forma, después del mediodía fueron bloqueadas de manera intermitente varias vías de comunicación, como es el caso de la carretera Perote-Jalapa, en donde transportistas, cargueros y productores cañeros del ingenio La Concepción, municipio de Jilotepec, repudiaron el aumento a los combustibles.
    Las acciones de protesta de los inconformes se recrudecieron cuando autoridades estatales impidieron que la caravana de camiones y camionetas, que inició su marcha de Perote hacia esta capital del estado, avanzara a la altura de Banderilla, municipio conurbado con Jalapa.
    Ante ello, alrededor de 200 transportistas y cargueros del ingenio La Concepción decidieron cerrar el paso en los dos carriles de la carretera federal Perote-Jalapa--, a la altura de Banderilla.
    Aunado a la demanda para que se frene el alza sistemática a los combustibles, los inconformes también exigieron al gobierno del estado apoyar a la factoría azucarera, debido a que no tienen trabajo por problemas financieros del ingenio, por lo que no se han iniciado operaciones para la molienda de la caña.
    Algunos de los productores cañeros subrayaron que, ante los presuntos problemas económicos que enfrentan los dueños desde hace dos zafras, el ingenio mantiene suspendidas las operaciones, situación que los afecta porque “no tenemos trabajo”.
    Por otro lado, transportistas de carga pesada paralizaron el tráfico vehicular en la avenida Lázaro Cárdenas, sobre la carretera Jalapa-Veracruz, a la altura de la central de Abasto, para exigir al gobierno de Felipe Calderón detener la escalada en los precios de los combustibles y de otros insumos, como refacciones automotrices.
    El grupo de inconformes, adheridos a la Alianza Mexicana de Organizaciones de Transportistas, se quejaron del incremento al diesel que entró en vigor el fin de semana, situación que afectará aun más su ya deteriorada economía.
    Acciones similares se llevaron a cabo en otros puntos de la entidad, como el puerto de Veracruz, a la altura de la caseta de cobro de La Antigua; en la región centro, en las casetas de peaje Córdoba-Orizaba, donde se han efectuado bloqueos parciales con la misma demanda plasmada en carteles y mantas: “No al aumento de las gasolinas”.
    Ante ello, el gobernador Javier Duarte aseguró que Veracruz se prepara para hacer frente al paro generalizado anunciado por los transportistas en todo el país para protestar contra el gobierno federal por el incremento de los combustibles.
    Según Duarte, el gobierno veracruzano trabajará de manera coordinada con la Federación para tratar de evitar mayores afectaciones a la vida productiva de la entidad, es decir, “tratar en lo posible que no se altere la vida cotidiana y que los transportistas puedan realizar sus manifestaciones de manera pacífica”.
     En Yucatán, decenas de transportistas bloquearon esta mañana la carretera Mérida-Campeche en protesta por los incesantes incrementos al precio de los combustibles y, de paso, exigieron la expedición de más licencias de manejo federales.
En la movilización participaron afiliados a la Alianza Mexicana de Organizaciones Autotransportistas AC (AMOTAC), Unión Protectora del Taxista (UPT), Unión Nacional de Transportistas para el Cambio Ejidal (Untrac), Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV) y algunos transportistas particulares.
Los transportistas se concentraron en el Periférico poniente a la altura de la avenida Aviación, algunos de los cuales llegaron desde anoche, para iniciar la marcha hacia la carretera federal en punto de las 8:30 horas.
La caravana, de unas cien unidades y que abarcó una longitud aproximada de 4 kilómetros, se desplazó a una velocidad no mayor a 30 kilómetros por hora, lo que entorpeció el tráfico vehicular por esa vía.
     El dirigente de la Amotac en Yucatán, Andrés Poot, se quejó de que en el último año el costo del combustible, que es el principal insumo de los transportistas, ha aumentado más de 70% lo que coloca en una situación crítica al sector.

Comentarios