Slim llama a invertir en México y dice no a la caridad

jueves, 20 de enero de 2011

MÉXICO, D.F., 20 de enero (apro).- El magnate Carlos Slim hizo un llamado a los empresarios para ayudar a resolver los problemas sociales y la pobreza.
    “Lo que debemos hacer como empresarios es ayudar a resolver los problemas sociales. Combatir la pobreza, pero no a través de la caridad”, dijo el hombre más rico del mundo en entrevista para el canal de televisión CNBC.
    El presidente del Grupo Carso dijo no coincidir con la propuesta de los empresarios Bill Gates y Warren Buffet para que los multimillonarios donen la mitad de sus fortunas a obras filantrópicas.
    “Sería un gran error que empresas como Microsoft, los líderes en el mundo de la tecnología, sean vendidas por sus fundadores para financiar obras de caridad. No deben hacerlo. Es más importante continuar administrando la compañía”, puntualizó.
    El principal accionista de América Móvil y Telmex coincidió con el discurso del presidente Felipe Calderón, al señalar que México “es un gran país para invertir”, pese a la violencia desatada en el combate contra el narcotráfico, que ha cobrado la vida de más de 30 mil personas en cuatro años.
    El empresario, cuya fortuna fue valuada por Forbes en 53 mil millones de dólares, afirmó que “sería un grave error no invertir en México o retirar las inversiones que ya se tienen, debido a la violencia que sufre el país. Si ya están ahí y se retiran, perderán en participación de mercado. Y si no están ahí perderán un gran mercado”, apuntó.
    Además, precisó que la economía mexicana está en crecimiento, y descartó emigrar del país ante la violencia vinculada al crimen organizado.
    En ese sentido, Carlos Slim rechazó que la mansión que adquirió recientemente en la Quinta Avenida de Nueva York, por un valor de 44 millones de dólares, sea para uso personal. Aclaró que fue sólo una inversión y que él prefiere hospedarse en hoteles cuando viaja al extranjero.
En cuanto a sus inversiones, el magnate dijo que se encuentra satisfecho con sus acciones en el diario The New York Times --en el que participa con casi 7%--, y negó tener interés en invertir en la minera Fresnillo, en virtud de que ya opera en el sector extractivo mediante su participación en la Minera Frisco, que debutó el pasado jueves 6 en mercados bursátiles.

Comentarios