Pese a alzas, inflación irá a la baja en 2011: Banxico

viernes, 21 de enero de 2011

MÉXICO, DF, 21 de enero (apro).- El Banco de México (Banxico) previó que para este año la inflación general anual retome una tendencia descendiente, a pesar del incremento de precios anunciado por empresarios e industriales.

En su anuncio de política monetaria, el banco central señaló:

“Si bien en fecha reciente ha sido notorio el aumento de los precios de algunos productos en la economía nacional, varios de ellos en respuesta al aumento de los precios internacionales de productos primarios, cabe señalar que muchas de esas revisiones de precios son usuales a principio de año”.

Banxico, que decidió mantener la tasa de interés interbancaria a 4.5%, añadió que a partir de este mes se están desvaneciendo los efectos al alza sobre la inflación anual que se registraron a inicios del año anterior, a raíz de las modificaciones fiscales del 2010 y del incremento en algunas tarifas determinadas por gobiernos locales.

Durante la semana, diversos organismos empresariales, como el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), así como la Secretaría de Economía, señalaron que el aumento de precios era “coyuntural”.

De acuerdo con Banxico, otro factor que contribuirá a la baja de la inflación es la apreciación del tipo de cambio contra el dólar, “lo cual compensa los incrementos en los importes internacionales de diversas materias primas”, consideró.

Las estimaciones de la institución que gobierna Agustín Carstens para la inflación en el primer trimestre del año, es que se ubique en un rango de 3.75 a 4.25%.

El banco central explicó que en diciembre de 2010 la inflación general anual se ubicó en 4.40%.

El repunte durante el cierre de ese año fue acorde con lo previsto por el Instituto central y está asociado principalmente a la mayor incidencia del componente no subyacente, en particular de los productos agropecuarios.

Para el 2011, “el consumo privado preservó su dinamismo, mientras que la inversión ya muestra una tendencia positiva más clara --si bien aún permanece en niveles bajos—“, señaló.

El Banco de México dijo que la brecha del producto se ha venido cerrando más rápidamente, por lo que se estima que se torne positiva con cierta probabilidad hacia la segunda mitad de 2011.

Congruente con la solidez macroeconómica del país --y con la mayor liquidez global--, la entrada de capitales continúa siendo importante.

Por su parte, el grupo financiero Banamex señaló que el anuncio de Banxico no mostró preocupaciones inflacionarias tan acentuadas como se esperaban. No obstante, el tono del anuncio de política monetaria “tuvo un sesgo más hacia los riesgos inflacionarios asociados a la actividad económica más acelerada”.

Comentarios