SHCP: inflación de 0.17% confirma que "no hay escalada de precios"

lunes, 24 de enero de 2011

MÉXICO, DF, 24 de enero (apro).- Apenas informó el Banco de México (Banxico) que la inflación en la primera quincena de enero fue de 0.17% --contra 0.75% en el mismo lapso de 2010--, la Secretaría de Hacienda se aprestó a declarar que ese dato “confirma que actualmente no existe una escalada de precios”.
    En efecto, a las nueve de la mañana –la hora habitual en que da a conocer el dato de inflación--, el banco central informó que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de 0.17% en los primeros quince días del mes en curso.
    Explicó Banxico que fueron tres factores los que incidieron en una tasa baja en el crecimiento de los precios. El primero, que los efectos de las alzas tributarias del año pasado –IVA, de 15% a 16%; ISR, de 28 a 30%; telecomunicaciones, 3%, y alzas en los impuestos de cerveza, bebidas alcohólicas, cigarros y juegos y sorteos-- ya se “desvanecieron”.
    El segundo, que fueron muy menores los incrementos en las tarifas autorizadas por los gobiernos locales, y el tercero, que hubo condiciones climáticas propicias para que los productores agropecuarios ofrecieran sus mercancías con precios más bajos.
    Así, entonces, fue posible –según el Banco de México-- que el crecimiento de los precios en general registrara una tasa quincenal muy por debajo de la ocurrida en igual lapso de un año antes, que fue de 0.75%.
    No pasaron más de dos horas de la difusión de este dato, cuando la Secretaría de Hacienda se “montó” en él para señalar –vía boletín-- que “no hay una escalada de precios”, como muchos afirman, y que ese bajo nivel de inflación es prueba de que “las acciones macroeconómicas implementadas por el gobierno federal mantienen el rumbo cierto y estable de nuestra economía en beneficio de la población”.
    Vale la pena acotar que ya es costumbre de la SHCP que cuando los precios suben, sobre todo cuando lo hacen por arriba de lo previsto, afirma que ello se debió a factores externos.
Y cuando el crecimiento de los precios es bajo, la dependencia aprovecha para presumir y señalar que es obra y gracia de su correcta conducción de la economía nacional.
    Esta vez, inclusive, tituló su comunicado de prensa así: “Inflación en primera quincena de enero, de las más bajas en los últimos 23 años”.
    Y explicó que “se trata del tercer nivel de inflación más bajo desde 1989 a la fecha para ese periodo, lo que confirma que México no enfrenta actualmente una escalada de precios o aumentos generalizados, y que el país mantiene una conducción económica ordenada que permite estabilidad y crecimiento en beneficio de las familias”.