Castiga S&P a España al rebajar la calificación de su deuda

jueves, 13 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- A principios de agosto pasado, Standard & Poors (S&P) redujo la calificación de deuda a Estados Unidos y, horas después, colapsaron los mercados financieros. Hoy la firma calificadora se fue contra España. S&P disminuyó la calificación de la deuda soberana española a largo plazo de AA a AA- con perspectiva negativa; no obstante, la evaluación de la convertibilidad y transferencia permanece en AAA, como ocurre para todos los países europeos. La firma calificadora explicó que “a pesar de los signos de resistencia de la economía en 2011, vemos riesgos intensificados para la prospectiva de crecimiento de España, debido al elevado desempleo, a las condiciones financieras más ajustadas, el aún elevado nivel de endeudamiento del sector privado y la previsible desaceleración económica en los socios comerciales”. Efectivamente, el país ibérico tiene una tasa de desocupación de 21.2% –la más alta entre los 34 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)–; mientras que sus socios comerciales, afectados por sus niveles de sobreendeudamiento, corren el peligro de reducir su crecimiento económico. De acuerdo con Standard & Poors, la reducción de la nota soberana responde a la incertidumbre en la prospectiva de crecimiento a la luz de la necesidad del sector privado de acceder a financiamiento externo nuevo. Esto, señaló, con el fin de dar la vuelta a los elevados niveles de endeudamiento externo en medio de crecientes costos de fondeo y un ambiente externo de incertidumbre. Precisó que el estado incompleto de la reforma al mercado laboral “contribuye estructuralmente con el elevado desempleo, el cual posiblemente permanecerá como un arrastre de la recuperación económica”. La reducción de calificación para la deuda de España traerá más turbulencia a los mercados financieros que, de por sí, registraban caídas por la incredulidad de los rescates a la economía estadunidense. La Bolsa Mexicana de Valores no fue la excepción.

Comentarios