Confirma Banxico desaceleración de la actividad productiva

viernes, 14 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El Banco de México (Banxico) confirmó que la actividad productiva en el país se debilitó en las últimas semanas, ante el deterioro de la economía estadunidense, principal socio comercial de México. Al dar a conocer el anuncio de política monetaria, el banco central señaló que, “en México, la actividad productiva sigue con una tendencia positiva pero su ritmo de crecimiento ha perdido cierto dinamismo. En particular, las exportaciones, las importaciones y la producción industrial han registrado un debilitamiento”. En otras palabras, el balance de riesgos para el crecimiento económico del país se deterioró: Efectivamente, de acuerdo con la información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las exportaciones aumentaron en agosto 17% anual, cifra que representa el segundo menor crecimiento de lo que va del 2011. En el caso de las importaciones, la situación es similar, pues en el octavo mes del presente año, las compras del exterior se expandieron 16.9%, cuando en junio y julio crecieron más de 19%. Por su parte, la actividad industrial, que es el principal motor de la economía nacional, entró en etapa de desaceleración al crecer sólo 3.1% durante julio y agosto pasado, cuando venía haciéndolo a tasas superiores de 4%. En contraste, la institución gobernada por Agustín Carstens destacó que la inflación sigue demostrando una evolución favorable. “Entre los factores que han contribuido al desempeño favorable de la inflación se encuentran: la tendencia descendente de los costos unitarios de la mano de obra, el desvanecimiento del impacto de los cambios tributarios del año pasado y una reducción importante en los precios agropecuarios”, explicó el organismo encargado del diseño de política monetaria en el país. En el plano internacional, el Banco de México informó que en Estados Unidos prevalecen los problemas estructurales de finanzas públicas, desempleo, sobreendeudamiento de los hogares y del mercado de vivienda, por lo que se anticipa que la atonía de su actividad económica continuará en los siguientes trimestres. Mientras en el caso de Europa, la agudización de la crisis de deuda soberana y las preocupaciones sobre la salud de sus instituciones financieras han empeorado las expectativas de crecimiento económico y generado gran turbulencia en los mercados financieros internacionales. De esa forma, la Junta de Gobierno del Banco de México decidió mantener en 4.5% el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día.

Comentarios