Sequías y heladas impactan en producción de granos: Sagarpa

lunes, 17 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario de Agricultura (Sagarpa), Francisco Mayorga, reconoció que el campo mexicano enfrenta una situación de riesgo ante los fenómenos climáticos, los cuales provocaron la pérdida de las cosechas de maíz y frijol. Luego de participar en la inauguración del Foro Internacional sobre Seguridad Alimentaria, organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el titular de la Sagarpa aseguró que este año México perdió 60% de su cosecha de frijol y 2 millones de toneladas de maíz ante las sequías del periodo primavera-verano. “Lo que sí nos está impactando son los fenómenos climáticos. La sequía de primavera-verano, las heladas de otoño-invierno y el bajo nivel de presas para ese periodo están impactando la oferta mexicana de alimentos”, dijo Mayorga ante la representante de la FAO en México, Nuria Urquía, directivos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), así como de funcionarios federales. En el hotel Sevilla Palace, donde se realizó la inauguración del foro con motivo del Día Mundial de la Alimentación, Francisco Mayorga adelantó que el país tendrá que importar frijol y maíz ante las siembras perdidas. “Es probable que se aumenten las importaciones de maíz y de frijol, este ultimo por la falta de lluvias en Zacatecas, Durango y Chihuahua. Las importaciones de maíz --aclaró— son para consumo animal”. Sin embargo, el domingo 16, el delegado de la Sagarpa en Sinaloa, Gonzalo Calderón Flores, aseguró que debido al bajo nivel de las presas en la entidad, en este ciclo otoño-invierno 2011 se reducirá 40% la superficie para sembrar maíz. El funcionario federal dio a conocer que para ese ciclo se estableció una superficie de siembra de 318 mil hectáreas de maíz contra las 500 mil tradicionales. La situación es grave, debido a que los granos como frijol y maíz son los más accesibles para la alimentación de la población con menos recursos. De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en México existen 28 millones de personas que enfrentan carencias para alimentarse. Las entidades federativas en las que hubo mayor porcentaje de población con carencia en la alimentación, el año pasado, coincidieron con aquellas de mayor índice de pobreza: Guerrero con 42.6%; Tabasco, 33.3; México 31.6; Campeche, 31.1; Chiapas, 30.3; San Luis Potosí, 30.1; Hidalgo, 29.0; Michoacán, 28.8; Puebla, 27.4, y Oaxaca con 26.6%. Por su parte, la representante de la FAO en México, Nuria Urquía Fernández, manifestó que la volatilidad y los precios elevados de los alimentos han causado impactos negativos en la seguridad alimentaria. “Los precios de los alimentos necesitan estabilizarse, necesitamos más y mejor información sobre los mercados agrícolas, sobre las reservas disponibles, mayor transparencia en los mercados y, sobre todo, necesitamos aumentar la producción, con una particular atención a la pequeña agricultura, cuyo enorme potencial debemos explotar”, advirtió.

Comentarios