Es momento de "cambiar el motor" a la economía: Calderón

miércoles, 26 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente Felipe Calderón aseguró que llegó el momento de “cambiarle el motor” a la economía mexicana para alcanzar un crecimiento superior a 6% del Producto Interno Bruto (PIB). Al participar en la comida con motivo del 15 aniversario del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico), Calderón reprochó al PRI la no aprobación de las reformas estructurales –atoradas en la Cámara de Diputados–, las cuales, aseguró, permitirían a la economía avanzar más rápido. Dijo que “necesitamos hacer reformas más fuertes, cambiarle el motor a la economía para que vaya más rápido. Sí se puede hacer. Esa es la importancia de las reformas estructurales”. Y luego soltó: “Hago un llamado a la congruencia. No se vale nada más decir sí estoy de acuerdo con las reformas, pero luego no hacerlas. Creo es mejor decir a las claras. Si es sí, que se hagan; si es no, que se diga. Hay que ser congruente en política. Es la única manera en que la sociedad puede darse cuenta quién es quien”. Enseguida se refirió a las reformas pendientes, como la laboral y energética, así como la aprobación de la Ley de Asociaciones Público-Privadas. El presidente compartió la mesa con los secretarios de Hacienda y de Economía, José Antonio Meade y Bruno Ferrari, respectivamente; el dueño de Televisa, Emilio Azcárraga Jean; el fundador de Bimbo, Lorenzo Servitje, así como con Isaac Chertorivsky, cofundador de ConMéxico. Calderón aprovechó la presencia de empresarios, políticos y representantes de los medios de comunicación en el Casino Militar del Campo Marte para insistir en cambiar la visión negativa por una optimista para estimular el consumo. “Mientras el consumidor tenga una gran incertidumbre del futuro, mientras estemos diciendo una y otra vez que todo está mal y le sigamos diciendo al mexicano que aquí no hay futuro, el consumidor no va a consumir”, enfatizó. Dijo que es falso que en México todo esté mal, que hay cosas “muy buenas” y falta ponerlas en balance. Ejemplificó con la violencia: De acuerdo con un reporte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre homicidios –explicó–, México tiene 18 asesinatos por cada 100 mil habitantes. Luego remató: “Y asómbrense, el admirado y muy simpático Brasil… tiene una tasa de 23 homicidios por cada 100 mil habitantes”. Sin embargo, acotó que Brasil sí tiene la capacidad de darse cuenta de sus cosas positivas y enseguida destacó las muchas cosas buenas que tiene México: “Los problemas de México no son problemas que vengan de la fatalidad, del destino. Son asuntos de decisiones humanas y liderazgo públicos”, aceptó.

Comentarios