Aumenta 6% ahorro obligatorio de los trabajadores en el SAR

lunes, 31 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Al mes de septiembre, el ahorro obligatorio en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), a través de cuentas individuales, registró un saldo histórico de 2 billones 472 mil 800 millones de pesos, equivalentes a casi 18% del Producto Interno Bruto (PIB) nominal, que supera los 14 billones de pesos. Así lo informó hoy el Banco de México al dar a conocer los agregados monetarios (cuánto dinero hay en circulación y dónde está) para el mes de septiembre. La cifra es superior en 211 mil 200 millones de pesos al registro de septiembre de un año antes, e implica un incremento de 6%. Si bien dicho aumento fue menor al de 8% anual registrado en agosto, el saldo del ahorro obligatorio alcanzado en septiembre –que es el dinero que se le retira de su nómina al trabajador, con destino a las Afore y a diversas instituciones de seguridad social y de vivienda--, da cuenta de una fuerte recuperación de dicho ahorro después de la crisis 2008-2009. En los momentos más álgidos de ésta se registraron pérdidas –“minusvalías” le llaman los técnicos-- que ocasionaron drásticas bajas en el saldo total del ahorro obligatorio. Por ejemplo, a diciembre de 2008, el saldo fue de 1 billón 526 mil 700 millones de pesos. Y en septiembre de 2009, de 1 billón 904 mil 500 millones de pesos. Muy por debajo de los casi 2 billones 473 mil millones de pesos de septiembre de este año. El ahorro obligatorio se compone de dos grandes grupos de fondos: para la vivienda (Infonavit y Fovissste) y los fondos para el retiro (los de IMSS e ISSSTE administrados por el Banco de México y las cuentas individuales que manejan las Afore e invierten las siefores). Los fondos para la vivienda acumularon a septiembre 690 mil 700 millones de pesos –un incremento de 9.1% anual-- y los fondos pare el retiro tuvieron un saldo de 1 billón 782 mil millones de pesos. La mayor parte de los fondos para el retiro están concentrados en las sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro, las siefores, administradas por las Afore. Dichas sociedades tuvieron un saldo de 1 billón 487 mil millones de pesos, 83.4% del total de esos fondos. El resto se halla en los fondos que administra el Banco de México para el IMSS y el ISSSTE, y los bonos de pensión de los trabajadores del ISSSTE que optaron por las cuentas individuales. Del monto que concentran las siefores –1 billón 487 mil millones--, 75.4% (1.12 billones) está invertido en valores gubernamentales seguros, sin riesgo, como son cetes, diversos bonos del gobierno y bonos del IPAB, pero también privados, con capital protegido; todos son de renta fija. El restante 24.6% (365 mil 700 millones de pesos) está invertido en valores de más largo plazo, también de renta fija y seguros y confiables. Es el caso de instrumentos de deuda externa, bonos de deuda colocados en el extranjero y certificados de capital de desarrollo (CDK). De todo el dinero de los trabajadores que manejan las siefores –el billón 487 mil millones de pesos-- sólo una pequeña parte, 13.5% o 201 mil 200 millones de pesos, es lo que tienen invertido en valores de renta variable, incluidas, en una mínima porción, acciones de empresas que cotizan en la bolsa de valores.

Comentarios