Provoca referéndum en Grecia caída de mercados financieros

martes, 1 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Otra vez Grecia. Apenas pasaron cuatro días de la Cumbre de Bruselas, en la que los líderes europeos anunciaron festivamente una solución “integral y definitiva” para Grecia, cuando el primer ministro helénico Yorgos Papandreu convocó a la población de su país a un referéndum sobre el plan de rescate. La decisión le dio al traste a los mercados financieros, que hoy se derrumbaron en todo el mundo, y puso en riesgo no sólo los acuerdos para la propia Grecia –el principal, una quita de poco más de 100 mil millones de euros a su deuda de 350 mil millones--, sino para el conjunto de países de la periferia europea con graves problemas fiscales. El paquete alcanzado en Bruselas la madrugada del jueves 27 de octubre incluye esa quita a la deuda griega, la recapitalización de los grandes bancos europeos y la ampliación del fondo europeo de rescates. El sorpresivo anuncio de Papandreu, la noche del lunes, de someter a referéndum el plan de rescate, hizo que las bolsas europeas abrieran a la baja, se mantuvieran así durante toda la jornada y concluyeran con severas pérdidas. La propia bolsa helénica, Ates de Atenas, cayó 7%. En Madrid, el Bies 35 terminó 4.16% abajo. En París, el CAC 40 perdió 5.4%. En Francfort, el DAX bajó 5%, y el FTSE de Londres, 2.21%. El contagio en las demás plazas importantes de mundo no se hizo esperar. En Estados Unidos, el índice industrial Dow Jones perdió 2.5%; el tecnológico Nasdaq, 2.62%, y el S&P 500 cayó 2.8%. Por la diferencia de horarios, en Asia las pérdidas fueron marginales: el índice Nikkei de Japón perdió 1.70%; y el Hang Seng de Pekín, .08%. México, por supuesto, no escapó al descalabro. El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores terminó con una pérdida de 1.15%, equivalente a una merma de 417.42 unidades, para dejar al indicador en 35 mil 742.57 puntos. En el resultado influyó no sólo el anuncio griego sobre el referéndum –que arreció la incertidumbre y generó mayor aversión al riesgo, por lo cual grandes fondos se deshicieron de posiciones accionarias--, sino fuertes pérdidas de Cemex (4.31%) y Walmart (2.12%). A esos factores se añadieron, para complicar la jornada, datos negativos sobre la industria manufacturera, tanto en China como en Estados Unidos, que hacen presumir una mayor desaceleración económica. El miedo a que fracase el plan de rescate de Grecia y la estabilización de los mercados financieros, tiene sustento: es previsible que en el referéndum los griegos digan “no” al plan de rescate, pues éste les implica --para bajar el abultado déficit fiscal al que se comprometieron-- alzas en los impuestos, drástico ajuste del gasto social, venta de paraestatales, reducción de beneficios sociales; en suma, más sacrificio. Un “no” de los griegos al plan de rescate, que implicaría una suspensión de pagos, desde hoy mismo puso a temblar a los grandes bancos europeos, que son los principales acreedores de Grecia. El riesgo de quiebra hizo que los inversionistas bursátiles de ese continente salieran a vender sus acciones de bancos. Instituciones de Francia, Italia y Alemania perdieron en bolsa 10% de su valor; las pérdidas de bancos españoles rondaron entre el 5% y 6%. El miércoles, auguran los especialistas, será aun peor.

Comentarios