Pide Coparmex a gobierno anticiparse a recesión mundial

lunes, 14 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) instó a la clase política a plantear una estrategia clara e integral para hacer frente a la desaceleración económica mundial. El organismo presidido por Gerardo Gutiérrez Candiani dijo que “llamamos al gobierno federal y a los legisladores a asumir una posición proactiva ante la contingencia económica; no sólo esperar los acontecimientos, sino anticiparse y prepararse”. La Coparmex advirtió que el blindaje financiero --compuesto por las reservas internacionales, que se ubican en más de 140 mil millones de dólares, más la línea de crédito flexible otorgada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que equivale a más de 70 mil millones de dólares-- es positivo, pero no es suficiente. “Para dar confianza a los agentes económicos, y que no se repita la experiencia del 2009, no basta con decir que estamos fuera de peligro; hay que tomar las precauciones pertinentes, que necesariamente incluyen medidas eficaces para impulsar el mercado interno”, dijo el organismo patronal. De acuerdo con el comunicado emitido por la iniciativa privada, México carga con problemas estructurales, como bajo crecimiento y las altas tasas de desempleo, además de deterioro en los ingresos de los mexicanos, pese a la supuesta estabilidad macroeconómica. Gutiérrez Candiani explicó que, “de 1994 al corte de septiembre de este año, acumulamos un rezago de 8.3 millones de puestos de trabajo formales: de acuerdo a la evolución de la población económicamente activa, deberíamos estar generando cuando menos 800 mil nuevos empleos formales al año, para los jóvenes”. Señaló que para revertir esta situación, necesariamente la economía debe crecer sostenidamente a tasas superiores a 6%, para crear al menos un millón de empleos formales por año. Sin embargo, en los últimos 18 años, a lo largo de tres sexenios, el crecimiento promedio no llega ni a la mitad de eso, recordó la Coparmex. El organismo creado en 1929 propuso revitalizar el mercado interno y fortalecer el blindaje económico a través de las siguientes medidas: Estímulos a sectores con alto potencial de competitividad e inversión; inversión público-privada en infraestructura y sectores estratégicos con alta capacidad de generar inversión y empleos; simplificación: aligerar la carga administrativa y falta de liquidez; agilizar el crédito a las pequeñas y medianas empresas, así como mejorar la situación de seguridad. La Coparmex recordó que en agosto presentó ante la clase política un paquete de medidas de alto impacto en el corto y mediano plazos. Y aunque ha habido retroalimentación de las autoridades, “sigue pasando el tiempo sin que se den esas acciones que se requieren”, advirtió la iniciativa privada.

Comentarios