BBVA Bancomer ajusta a la baja crecimiento del crédito

miércoles, 16 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Las bajas expectativas de crecimiento de la economía mexicana ya tuvieron sus primeros efectos sobre el crédito bancario. El economista en jefe para México de BBVA Bancomer, Adolfo Albo, reconoció que para este año el crédito que otorga la banca al sector privado registrará un crecimiento anual nominal de 12.7% (9.1% real), mientras que en marzo la estimación se ubicó en 13.5% (9.5% real). Es decir, el crédito sufrirá una contracción ante la desaceleración de la economía mexicana, que crecerá sólo 3.8% este 2011. Al presentar el más reciente reporte de BBVA Bancomer, Situación banca México, Albo explicó que “en marzo estimábamos que el Producto Interno Bruto crecería 4.3%, mientras que actualmente se prevé una expansión de 3.8%. Ese ajuste también afecta el crédito bancario”. Y advirtió que no es suficiente el blindaje de la economía –compuesto por más de 140 mil millones de dólares y la línea de crédito flexible otorgada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) por más de 70 mil millones– para contener la desaceleración. El especialista señaló que el desempeño de los préstamos bancarios va de la mano con el empleo y la inversión registrados en el país. En otras palabras, el crédito depende del funcionamiento del mercado interno, de la demanda y el consumo, situación en donde México tiene rezagos como las altas tasas de desocupación (con tasas superiores a 5.5%). Adolfo Albo señaló que para el próximo año el crédito otorgado por la banca tendrá un comportamiento distinto: repuntará más de 13.5%, pese a que la economía tendrá un crecimiento de sólo 3.3%. Argumentó que, “a pesar de que el PIB moderará su ritmo de crecimiento en 2012, el crédito bancario al sector privado crecerá a una tasa mayor, debido a que quienes ingresaron al mercado laboral formal en 2011 ya tendrán antigüedad reconocida útil para obtener un crédito”. Por otra parte, el informe Situación banca México reveló que el crédito bancario es la segunda fuente de financiamiento de las empresas mexicanas, por encima de préstamos otorgados por cajas de ahorro popular, prestamistas privados, proveedores e inclusive el gobierno. De acuerdo con el documento elaborado por el Servicio de Estudios Económicos del Grupo BBVA, las empresas tienen como principal financiamiento sus propios recursos. En el 2008, las microempresas –que emplean hasta diez personas– fueron las que solicitaron 81% del crédito bancario otorgado a empresas. En cuanto al acceso al crédito, 41% de las empresas no solicitó crédito a los bancos por considerar que los intereses son muy altos; 13% por creer que incumple con requisitos; 3% por desconocimiento del procedimiento para solicitar un crédito, y otro 3% por desconfianza en este tipo de instituciones.

Comentarios