Ordenan eliminar etiquetado discriminatorio a carne de México

viernes, 18 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- México ganó una controversia contra Estados Unidos sobre el etiquetado de país de origen (COOL, por sus siglas en inglés) impuesto a la carne mexicana, pero que resultaba “discriminatorio” y afectaba a las exportaciones de este producto, informó la Secretaría de Economía (SE). La dependencia a cargo de Bruno Ferrari informó que la Organización Mundial de Comercio (OMC) determinó que la medida de COOL es un obstáculo innecesario al comercio internacional. Agregó que “es más restrictivo de lo necesario para cumplir el objetivo de brindar información veraz a los consumidores norteamericanos sobre el origen de los productos”. La controversia fue interpuesta desde diciembre de 2009. El gobierno mexicano demostró que el precio de la carne mexicana era castigado entre 40 y 60 dólares por cabeza de ganado al venderse en la Unión Americana. El panel de la OMC que analizó el caso reconoció que las disposiciones son “discriminatorias y contrarias a la obligación de trato nacional”, ya que generan condiciones de competencia desfavorables para los exportadores mexicanos. El argumento del gobierno de Estados Unidos para mantener esta medida era brindar información a los consumidores sobre el país de origen de los productos que se consumen a nivel minorista o tiendas de supermercado. Sin embargo, México enfatizó que el objetivo detrás de esta medida era proteger al sector ganadero estadunidense. “En el caso de productos cárnicos, la medida COOL establece que únicamente la carne de res obtenida de ganado nacido, criado y sacrificado en Estados Unidos, puede ser considerada originaria de aquel país y puede llevar la etiqueta correspondiente”, precisó la SE. La OMC concluyó que el gobierno estadunidense deberá eliminar o modificar la medida COOL para no afectar los intereses comerciales de México.  

Comentarios