Llega a 9.3% población subempleada

viernes, 25 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Una buena y una mala en materia de empleo. La buena: sorpresivamente, la tasa de desocupación en octubre último bajó sustancialmente, para ubicarse en 5% de la Población Económicamente Activa (PEA), muy por debajo del 5.7% de octubre del año pasado, lo cual implicó que unas 296 mil personas, en ese lapso, lograron ocuparse. La mala: que muchos de los empleos recuperados, o logrados por primera vez, son tan precarios, sobre todo mal remunerados, que aumentó el número de mexicanos subocupados que se ven en la necesidad de buscar uno o dos empleos más para lograr un ingreso satisfactorio. Y así es, pues la tasa de subocupación en octubre fue de 9.3% de la población ocupada, arriba del 8.5% de octubre de 2010. Eso quiere decir que cuatro millones 354 mil personas, subocupadas, andan a la caza de un trabajo adicional que les permita, junto con el otro, un ingreso apenas para “librarla”. Todos esos datos se desprenden de información del Inegi, que este viernes dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo correspondiente al mes de octubre. En términos mensuales –“desestacionalizados”, en la jerga económica–, la tasa de desocupación fue de 4.83% de la PEA, inferior al nivel alcanzado en septiembre, que fue de 5.21% de la PEA. Y como ya es recurrente, el desempleo se ensaña más con las personas que tienen un nivel de instrucción más elevado. Según el Inegi, el 26.5% de los casi dos millones y medio de desempleados que hay en el país son personas que no terminaron la secundaria; en el restante 73.5%, hay desde quienes completaron la secundaria y hasta personas con posgrado. Es decir, tres de cada cuatro personas sin empleo en el país tienen mejor nivel de instrucción. Si a nivel nacional la tasa de desempleo bajó siete décimas en un año –de 5.7% en octubre de 2010 a 5% en octubre de 2011–, por género el cambio es más diferenciado. La tasa de desocupación en los hombres disminuyó nueve décimas (casi un punto porcentual) al pasar de 5.98% a 5.08%. En las mujeres, en cambio, la disminución fue menor, sólo 3.6 décimas, al pasar de 5.24% a 4.88%. Eso quiere decir que, aunque el desempleo es menor entre las mujeres, a éstas les cuesta más trabajo recuperar un empleo o conseguirlo por primera vez. En el caso de la desocupación, cuya tasa nacional fue de 9.3% en octubre, para los hombres fue de 10.2% y para las mujeres de 7.9%, según el Inegi. La tasa de desempleo de 5% a nivel nacional es sólo el promedio de todo el país, pero si se ve por entidad federativa, hay 19 estados con un nivel de desempleo más alto que el promedio y 13 por debajo. Entre los estados que registraron las tasas de desempleo más elevadas están: Aguascalientes (7.64%), Chihuahua (7.39%), Tamaulipas (7.35%), Sonora (6.96%), Tabasco (6.90%), Zacatecas (6.87%), Nuevo León (6.76%) y Distrito Federal (6.74%). Los que registraron menores tasas de desocupación fueron, como siempre, los estados más pobres del país, en donde la gente, de por sí con ingresos magros, no se puede dar el lujo de no trabajar: Chiapas (2.41%), Oaxaca (2.64%) y Guerrero (2.65%).  

Comentarios