Prevé Lozano decretar quiebra de Mexicana en febrero

lunes, 28 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El grupo de inversionistas Union Swiss, afirmó que hay “humo blanco” entre sus abogados y los de Mexicana de Aviación para iniciar el rescate de la aerolínea que lleva 15 meses inactiva. Sin embargo, el secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS), Javier Lozano, aseguró que ninguna de las empresas interesadas en el rescate ha comprobado su capacidad financiera, por lo que en febrero próximo podría declararse la quiebra de la empresa. El anuncio de Union Swiss fue a través de su cuenta de Twitter, ahí la empresa (sociedad financiera de objeto múltiple) escribió: "Humo blanco señores, aunque a muchos no les guste... la envidia es el peor de los roedores...". Antes, en entrevista radiofónica, el presidente del grupo de inversionistas, Eduardo Ávila Camacho, negó tener relación alguna con el fondeador Mikhael Shamis; y afirmó que la prueba de que cuentan con los fondos para rescatar a Mexicana “está totalmente clara”. Incluso, aseguró que está en constante comunicación con las autoridades para concretar el rescate “con recursos totalmente transparentes”. Según Ávila, entre el miércoles y jueves próximos, podría haber “buenas noticias”; y adelantó que en uno de esos dos días podría darse a conocer el plan “Mexicana 2021” en el que está contemplada una inversión de dos mil 500 millones de dólares. Más tarde, el titular de la STPS recriminó a los interesados en echar a volar a la aerolínea, no haber acreditado hasta hoy su capacidad financiera; y advirtió que ante esa situación, podría declarase la quiebra de la empresa en febrero de 2012. Durante una visita a Puebla, en donde participó en la quinta entrega de Créditos a la Palabra de la Mujer, encendió los “focos rojos” sobre la situación de la aerolínea que tiene a ocho mil empleados inactivos. "Dicen que hay muchos grupos interesados, pero ninguno ha sido lo suficientemente serio para mostrar el dinero; estamos en las mismas, no hay ningún avance, los pocos activos de la empresa se están erosionando, se están acabando y me preocupa que llegue el momento en que se declare la quiebra", reiteró. Lozano Alarcón añadió que le preocupa “mucho" que el concurso mercantil se convierta en un "gran engaño" para los trabajadores, pues éste se prolongó hasta febrero y aún no hay un proyecto concreto. Reiteró que los activos se están acabando y, si no se concreta el rescate, para febrero los empleados no podrán cobrar salarios devengados ni su liquidación. "Estamos creando expectativas, esperanzas, en los trabajadores, en los consumidores y creo, desafortunadamente, que los pocos activos se están acabando y va a ser un gran engaño para los trabajadores", sostuvo.