La recuperación económica no frena desempleo: Inegi

viernes, 11 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 11 de febrero (apro).- Los mejores resultados de la  actividad económica en 2010 –el Banco de México estima un crecimiento del PIB de 5.4%, contra una caída de -6.1% en 2009– no fueron suficientes para frenar el desempleo.
El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó este viernes que en el cuarto trimestre del año pasado, la tasa de desocupación se ubicó en 5.4% de la Población Económicamente Activa, el tercer registro trimestral más alto por lo menos desde 2005.
    Desde ese año, el pico más alto de desempleo se dio en el tercer trimestre de 2009, el peor año de la crisis, con una tasa de 6.2%, equivalente a casi tres millones de personas que se quedaron sin trabajo.
En tanto, en el cuarto trimestre de ese año la tasa se ubicó en 5.3%, menor en una décima al 5.4% de igual trimestre de 2010 que ahora reporta el INEGI.
    Y si bien en términos porcentuales no hay mucha diferencia entre el último trimestre de un año y otro –5.3% contra 5.4%--, en términos absolutos la cosa cambia: en el año de la recuperación, 2010, se recrudeció el desempleo.
    La tasa de 5.3% de desempleo en el cuarto trimestre de 2009 significó que estuvieron sin empleo casi 2 millones 507 mil personas. El cálculo lo hizo el INEGI sobre la base de una población total del país de poco más de 108 millones de habitantes y una Población Económicamente Activa superior a los 47 millones.
    Las proyecciones de población total y población económicamente activa y todas las demás categorías que se derivan de ellas –población ocupada, población desocupada, subocupada, informalidad, inactivos, entre otras--, se calcularon a partir del Conteo Nacional de Población y Vivienda de 2005.
    Un año después, sin embargo, los datos de población son muy superiores. El Censo Nacional de Población y Vivienda 2010 arrojó que México tenía 112.3 millones de habitantes, cuatro millones más de las que se estimaban a partir del conteo de 2005.
    Entonces, todas las demás categorías necesariamente tendrán que ser mayores: más población de 14 años y más, más población económicamente activa; más ocupados, más desocupados, más subocupados y más trabajadores en la informalidad.
    De hecho, en el reporte sobre ocupación y empleo al cuarto trimestre de 2010 que hoy difundió, el INEGI informa que en esta ocasión sólo proporciona los resultados sólo en términos relativos, es decir en porcentajes, pero no las cantidades absolutas.
    La razón: “Las proyecciones de población que actualmente utiliza la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) corresponden a las elaboradas por Conapo (Consejo Nacional de Población) con base en los resultados del Conteo de Población y Vivienda 2005, que difieren de los últimos resultados preliminares del Censo de Población y Vivienda 2010 que ya son del dominio público”.
    En resumen: En el último trimestre de 2009, una tasa de desempleo de 5.3% de la PEA significó 2.5 millones de desempleados, y en el tercer trimestre de 2010 un 5.6% de desocupación –pero sobre la base de una PEA de 47.1 millones de personas--  implicó 2.66 millones de mexicanos sin trabajo.
    Entonces, el 5.4% de desempleo en el cuarto trimestre de 2010, pero sobre la base de una Población Económicamente Activa, es más cercana a los 50 millones de personas, pues el número de desempleados en el país estaría rondando los 2.7 millones de personas.

Comentarios