Crisis no impide que "un puñado de gente" haga mucho dinero: David Ibarra

miércoles, 23 de febrero de 2011

MÉXICO, DF, 23 de febrero (apro).- La economía en México puede estar estancada, pero ello no impide que “un puñado de gente” haga mucho dinero, consideró el exsecretario de Hacienda, David Ibarra.
Durante la presentación del libro Desarrollo y crecimiento de la economía mexicana, Ibarra, quien fungió como secretario de Hacienda durante el sexenio de José López Portillo, descartó que la desigualdad en el reparto de la riqueza pueda generar un estallido social, ya que “la gente nuestra aguanta mucho”.
Al comentar el libro, expuso lo que a su juicio se necesita en México para tener un crecimiento económico de acuerdo con sus capacidades y escenario.
En primer término, dijo, es necesario que el gobierno realice una política contracíclica y una política social más activa; que dé derechos sociales exigibles a la población y que la banca de desarrollo brinde crédito a la producción.
Si no lo hace así, la situación no cambiará, y habrá cada vez más pobres, más ambulantes y cada vez más ciudadanos descontentos, afirmó.
Añadió que si la violencia y el narcotráfico van en aumento es porque existe una tasa de desempleo, entre los jóvenes de 14 a 19 años, cuatro veces superior a la tasa de desempleo general del país, que es de 5.4%, y por esa razón se van a actividades delictivas para ganar lo que puedan.
El libro Desarrollo y crecimiento de la economía mexicana, escrito por los economistas Juan Carlos Moreno-Brid y Jaime Ros Bosch, es un análisis sobre el desarrollo productivo desigual en México, donde según los autores la debilidad del empresariado ha sido una constante y la causa de que el Estado haya tenido que jugar un papel muy activo en el fomento a la economía.
Moreno indicó que la desigualdad ha sido un factor persistente en la historia, no sólo en México, sino en América Latina, pero que esa desigualdad no siempre se ha debido a errores cometidos por los gobiernos sino a presiones de economía política.
“No tener una reforma fiscal en parte es un error, pero quizá para algunos sectores no, al contrario, es todo un acierto. Van 200 años de crecimiento general lento, pero seguramente no todos han perdido, algunos han perdido mucho más que otros”, soltó.