Venta de autos usados colapsa mercado, denuncian distribuidores

viernes, 25 de febrero de 2011

MÉXICO, DF, 25 de febrero (apro).- La importación y venta de vehículos usados en México “colapsa al mercado de autos nuevos”, alertaron distribuidores y representantes de las compañías General Motors y Renault.
    El director de relaciones gubernamentales de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales, explicó que “la apertura a la importación de vehículos usados en el 2005 colapsó al mercado de automóviles nuevos, y esta coyuntura marcó un antes y un después para la industria nacional”.
    Según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la producción nacional en enero del 2011 fue de 199 mil 310 unidades; y de éstas, 75.2% se exportó a Estados Unidos, mientras el resto se colocó en mercados como Canadá, América Latina, Europa y Asia.
    En una mesa de análisis, Guillermo Rosales agregó que otro factor que afecta la venta de los autos nuevos es la facturación del crédito, es decir, “que los bancos colocaron exceso de crédito entre sus clientes, hecho que saturó la capacidad de compra de la gente, de este modo el usuario que solicita un crédito para la compra de un auto nuevo le es negado”.
La AMDA alertó que si a este panorama se le agrega la pérdida de empleos, se tienen un escenario poco propicio para la recuperación del mercado interno.
En su turno, el presidente de la AMIA, Eduardo Solís, dijo que las ventas actuales de vehículos nuevos son equiparables a las del 2000, lo que significa la comercialización de siete autos por cada mil habitantes, volumen que “no veíamos desde la década de los ochenta”, recalcó.
Solís enfatizó que el mercado interno de México no ha podido recuperarse, como lo ha sostenido el gobierno federal.
“El mercado interno no ha podido ver la recuperación, el índice de confianza de bienes durables es 27% menor al de enero de 2008”, argumentó
Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), no sólo el índice de confianza de bienes durables --que es un elemento de la Confianza del Consumidor-- es el que no se recupera; también el propio Índice de la Confianza del Consumidor (ICC) muestra rezago:
En el último reporte del Inegi sobre confianza del consumidor, correspondiente a enero, el ICC registró 92.3 puntos. Lejos todavía de los 100 puntos alcanzados antes de la crisis económica.
     Por su parte, el director de relaciones públicas y gubernamentales de General Motors (GM), Mauricio Kuri, señaló que “México tiene un arma de doble filo en los tratados de libre comercio. Para nosotros es fácil importar vehículos con quienes hay acuerdo comercial, pero si queremos una planta productiva fuerte, es muy importante reactivar el mercado doméstico”.
 El directivo de la compañía estadunidense dijo que “la parte nodal es ¿cómo vamos a garantizar la presencia de la planta productiva de largo plazo? Está claro, no hay un fomento a la compra de autos nuevos; en cambio se privilegia la compra de autos usados”.
Kuri precisó que GM busca inversiones que compitan con países como Corea, India, China, Rusia y Brasil, que tienen mercados domésticos fuertes; “si un país tiene un mercado sólido, es atractivo para las inversiones”, puntualizó.    
Por su parte, el expresidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), José Gómez Báez, denunció que las políticas públicas no fomentan el crecimiento del mercado interno, “no existen esquemas fiscales que incentiven la venta de unidades nuevas ni iniciativas que saquen de circulación los autos viejos y contaminantes que además, consumen exceso de gasolina”.

Comentarios