Nivel de desempleo se mantiene alto, admite Banxico

viernes, 18 de marzo de 2011

MÉXICO, DF, 18 de marzo (apro).- El Banco de México (Banxico) reconoció que los niveles de desempleo en el país se mantienen elevados, pese al crecimiento en el número de fuentes de trabajo en los últimos meses.
    Al dar a conocer la minuta número dos de la Junta de Gobierno del banco central, la institución encabezada por Agustín Carstens señaló que “si bien el empleo formal de la economía ha seguido creciendo y la tasa de subocupación ha descendido de manera notoria, la tasa de desempleo permanece en niveles relativamente elevados”.
     Precisó que esa situación ha contribuido a que las alzas salariales se mantengan moderadas, lo que deriva en que la recuperación de la masa salarial haya sido más contenida que la del empleo.
    Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en enero pasado la tasa de desocupación representó 5.4% de la población económicamente activa (PEA). Es decir, 2.6 millones de personas se encontraban sin trabajo.
    El presidente Felipe Calderón pronosticó recientemente que al final del primer trimestre del año se habrán creado unas 200 mil nuevas plazas laborales.
    No obstante, México padece un déficit de 7 millones de empleos, según la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), organismo que advirtió que para el 2011 sólo se lograran crear unas 600 mil plazas.
     El Banxico coincidió en que el panorama inflacionario se ha deteriorado por una mejoría de la economía local, el alza en los precios internacionales de las materias primas, los daños a las cosechas de maíz en Sinaloa por las heladas, así como la volatilidad en el tipo de cambio por los conflictos en Oriente Medio y el norte de África.
Y destacó que se “seguirá vigilando el comportamiento de las expectativas de inflación, la brecha del producto, los precios públicos y, con especial atención, los precios de los granos y de otras materias primas, asegurando que la institución central ajustará oportunamente la postura monetaria para lograr la convergencia de la inflación a su objetivo permanente de 3%”.

Comentarios