México y EU ponen fin a conflicto por autotransporte fronterizo

jueves, 3 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 3 de marzo (apro).-Los gobiernos de Estados Unidos y México firmaron un acuerdo que pone fin al problema del autotransporte, que prohibía a los camiones de carga de nuestro país adentrarse más de 40 kilómetros de la frontera por territorio estadounidense, informó la Secretaría de Economía (SE).
    En el acuerdo se asienta que los transportistas de los dos países tendrán derecho a circular de manera permanente en ambos territorios, en tanto cumplan con reglas establecidas, privilegiando siempre la seguridad vial.
    Según la SE, “el valor del comercio bilateral entre las dos naciones en el 2010 ascendió a 400 mil millones de dólares aproximadamente; de esa cantidad, el 70% del comercio es movido por autotransporte de carga”.
Como se recordará, en 2009 Estados Unidos canceló  un programa piloto que limitaba a los camiones mexicanos a transitar más allá de 40 kilómetros de la frontera, como lo marca el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
Ante esa situación, ese mismo año el gobierno mexicano comenzó a aplicar aranceles a 89 productos manufactureros y agrícolas provenientes del vecino país del norte.
    Dada la negativa de Estados Unidos para dejar circular los camiones mexicanos por todo  su territorio, el 18 de agosto del 2010 la Secretaría de Economía decidió ampliar los aranceles a 99 nuevos productos, bajo un esquema de carrusel, que consiste en cambiar, en determinado tiempo, los productos estadounidenses a los que se aplican los aranceles.
Esos 99 productos representan importaciones con un valor aproximado de 2 mil 600 millones de dólares y procedían de 43 entidades de Estados Unidos.
Incluso, el representante comercial de Estados Unidos, Ronald Kira, reconoció en enero pasado que los productores locales tuvieron pérdidas hasta por dos mil millones de dólares ante las represalias de México a sus productos.
De acuerdo con la SE, el nuevo programa reconoce que “los transportistas mexicanos que obtengan autorización total para circular en la Unión Americana podrán conservarla de forma definitiva”.
Por su parte, el gobierno mexicano señaló que las represalias serán suspendidas de manera gradual conforme se cumpla con la apertura acordada. “México se reserva el derecho de restablecerlas en caso de que Estados Unidos incumpla con lo pactado”, sentenció la Secretaría de Economía.

Comentarios