Aumenta a 8 millones el número de mexicanos en pobreza extrema

lunes, 7 de marzo de 2011

MÉXICO, D. F.,  7 de marzo (apro).- “En México, el  crecimiento moderado  de la economía durante el 2010 no logró restituir las pérdidas sufridas entre 2006 y  2008 en los niveles de bienestar de la población; durante este periodo el número de mexicanos en situación de pobreza extrema se incrementó en 8 millones, mientras que el poder adquisitivo de los salarios continuó cayendo”.

El secretario general de la Central Campesina Cardenista (CCC), Max Agustín Correa Hernández, explicó lo anterior y señaló que, por si fuera poco, el Banco Mundial considera que está en puerta una crisis alimentaria aun más severa que la del 2008. Por lo pronto, se estima que 44 millones de personas de los países en desarrollo, como México, se han hundido en la pobreza extrema. 

Actualmente se gastan alrededor de  25 mil millones de dólares en la importación de alimentos, cantidad equivalente  a todo el gasto público destinado a las zonas rurales (294 mil millones de pesos), lo que explica que el 42 % de los alimentos que se consumen en el país provengan del extranjero, añadió.

Para el dirigente de la CCC la política agropecuaria promovida por el actual gobierno profundiza el abandono del campo y la dependencia alimentaria.

En el medio laboral  -comentó-, la continuidad de dicha estrategia neoliberal se expresa hoy en día en la política de contención salarial y en el desempleo crónico que afecta, según cifras oficiales, a 2.3 millones de mexicanos (con un déficit acumulado de 4 millones de puestos de trabajo en los últimos 10 años).

Anunció cambios en la estrategia del Movimiento por la Soberanía Alimentaria y Energética, los Derechos de los Trabajadores y las Libertades Democráticas después de 5 años en que se han movilizado y no han tenido respuesta del gobierno federal, ahora decidimos ajustar nuestro plan de acción, dando prioridad a la interlocución con el Poder Legislativo y ampliado nuestro marco de alianzas.

Señaló que está acción comprende iniciar una actividad legislativa que incluya la presentación al Congreso de la Unión de aquellas iniciativas de  ley que requiere el  país para superar la crisis económica, política y social.

También, dijo, se planean movilizaciones para impulsar un  programa de acción que abarque movilizaciones en fechas significativas como  el 10 de abril –aniversario del asesinato de Emiliano Zapata- y el 1º de mayo, día del trabajo.

Además de mantener  la política de alianzas con otros sectores para buscar un nuevo acuerdo social, a fin de fortalecer  la estrategia y programa de acción de la CCC que derive en la transformación del régimen político, la Reforma del Estado, el cambio del modelo de desarrollo y la Reforma Fiscal, Correa Hernández dijo que los trabajadores del campo y la ciudad contrarrestarán la espiral inflacionaria a partir de la creación de organizaciones de consumidores, el fortalecimiento de las juntas de pobladores  y el impulso de demandas de acción colectiva contra el aumento del servicio  eléctrico  y por la derogación de la tarifa de alto consumo doméstico.

De acuerdo con la FAO y el Banco Mundial, subrayó, el alza en los precios internacionales de los alimentos es otro elemento que agudiza la crisis agroalimentaria. Durante el último año la cotización internacional promedio de los alimentos aumentó un 32% y se espera que en los próximos meses la disponibilidad de granos básicos baje, por lo que los precios de los mismos seguramente continuarán incrementándose.